Los bonos promesa cumplida

Por: Caridad Vela
febrero - marzo, 2011
Un entusiasmo visible en la actitud del protagonista de esta entrevista abre las puertas a un diálogo que fluye fácilmente. El Ministro Solís presenta cifras y conclusiones de cuatro años de trabajo en los que las metas no se han cumplido, se han superado. Con la experiencia lograda, pasa hoy a comentar ciertos cambios importantes que se darán a las políticas implementadas con el fin de cumplir de mejor manera la labor que están llamados ejecutar.




¿Cuántos bonos han entregado durante estos 4 años de Gobierno?
Tanto en bonos para comprar vivienda como en los que son para mejora de vivienda existente se ha atendido a 240 mil familias. De este total, 205 mil familias recibieron ya su dinero hasta el 31 de diciembre pasado. La diferencia se encuentra dentro del proceso normal para que el dinero pueda ser desembolsado. Nuestra promesa de entregar 60.000 subsidios anuales se ha cumplido a cabalidad.
¿Cuándo estará concluida la entrega de la totalidad de este dinero?
Hasta junio de este año. Para esa fecha el monto de nuevas adjudicaciones se habrá incrementado y empiezan a traslaparse los bonos de este año con lo pendiente del anterior.
¿A cuánto asciende la inversión en estos 4 años?
Entre los diferentes tipos de bonos que el MIDUVI entrega, la cifra supera los 750 millones de dólares.
¿La mayor parte de esa cantidad se entregó en el 2010?
Aunque así parecería, la realidad es otra. El año 2008 fue el que más impacto tuvo y en el que los bonos fueron mayoritariamente ejecutados. Las condiciones de ese año fueron óptimas, pero esa situación no pudo ser homologada en el 2009 por los problemas de repercusión que la crisis mundial tuvo en el país.
¿En el 2008 el bono ya era de $5.000?
Así es. Uno de los ofrecimientos de campaña del Señor Presidente fue incrementar el bono de la vivienda y homologar el bono campesino al de la ciudad. En febrero del 2007 se incrementó y homologó el bono a $3.600. Dado el incremento del precio del hierro, ese valor no era suficiente ya que básicamente cubría la compra de este material. A mediados del 2008 se reajustó el monto del bono a $5.000.

Eco. Rafael Correa, Presidente de la República, Ing. Walter Solís, Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda y Arq. Ramiro González, Gerente General del Banco Ecuatoriano de la Vivienda

Si el monto del bono se establece en relación al costo de materiales, ¿se mantendrá en $5.000 durante el 2011?
A pesar de que se ha experimentado cierta estabilidad en el tema de precios, estamos haciendo una nueva revisión para crear un bono que incentive otro tipo de edificaciones.
¿Por ejemplo?
Estamos trabajando en generar un “bono de altura”. La idea es motivar la densificación planificada de las ciudades. Esto beneficia tanto a la familia compradora como al constructor del proyecto y a los municipios de cada localidad. Es evidente que el costo de crecimiento en altura de una ciudad es menor al costo que implica una expansión plana de las ciudades.

¿Cuál sería el valor de este “bono de altura”?
Estamos estudiando varias posibilidades pero podría afirmar que será al menos del 30 ó 35% adicional al que se entrega hoy. Es decir que para comprar su primera casa el bono será de $5.000, pero si lo que compra es un departamento en un edificio, el bono podría estar entre $6.500 y $7.500.
¿Siempre y cuando ese departamento no cueste más de $60.000?
Ese tope también será modificado. Luego de las evaluaciones técnicas que hemos hecho vemos resultados que indican que un alto porcentaje de las soluciones habitacionales afectadas con el bono están dentro del rango de $40.000 a $45.000. Dentro de este rango, el 60% corresponde a vivienda de hasta $20.000.
¿Cuál será la modificación?
Queremos priorizar esos rangos. Nos encontramos haciendo el análisis correspondiente pero todo apunta a que el bono de vivienda y el bono en altura se aplicarán para compra de primera vivienda de hasta $45.000. Si en ese rango está la mayor demanda, nos interesa motivar a los constructores a presentar más oferta.
¿Cuándo entrará en vigencia este nuevo techo?
Estimamos que entre en vigencia a partir de febrero.
¿En qué se fundamentan para tomar esta medida?
Hemos trabajado estadísticamente para tomar esta decisión. Si vemos los análisis de crédito de la banca privada del año pasado, el crédito promedio para compra de vivienda está en $35.000. Si consideramos que este valor es el 70% del precio total de la vivienda, que es el porcentaje que normalmente financia la banca privada, concluimos que la mayor demanda está en el rango al que nos estamos enfocando. Nuestro análisis surge de los resultados que presenta el sector privado tanto inmobiliario como financiero.
¿El sector inmobiliario puede verse afectado al haber iniciado proyectos de vivienda de hasta $60.000 precisamente por el bono?
De ninguna manera porque para esos proyectos y para las familias que quieren comprarlos se están buscando otros mecanismos que no necesariamente implican bono de la vivienda.
¿Como cuáles?
Se mantiene vigente para compra de primera vivienda de hasta $60.000 el crédito hipotecario al 5% de interés, tasa fija, a 12 años plazo con el Banco del Pacífico.

Siendo bonos no reembolsables, ¿hasta cuándo habrá disponibilidad de recursos para mantenerlos?
La intención del Señor Presidente es mantenerlo hasta eliminar el déficit de vivienda dentro de estos rangos que son los que requieren ayuda del Gobierno. Esta no es una disposición transitoria sino una política de Estado. Los subsidios de vivienda siempre han existido, lo que nosotros hemos hecho es potencializarlo y hacerlo real. La vivienda que excede esos valores tiene al mercado como regulador de oferta, demanda y precios, la política implementada busca afectar al 60% de la población que requiere esa ayuda.

¿Es real afirmar que se logrará eliminar el déficit de vivienda?
No es algo que sucederá de la noche a la mañana pero sí se puede lograr. Es una gran inversión que, planificada y ejecutada técnicamente en el largo plazo, si se la mantiene a futuro como política de Estado, logrará esa meta. Este es un primer paso.
Según su proyección, ¿cuánto dinero se entregará en bonos este año?
El presupuesto inicial es de $130 millones pero estimamos que este valor se duplicará. Esta estimación se basa en que en años anteriores lo presupuestado a inicios de año fue enormemente superado. Cada año hay más oferta disponible y por lo tanto las solicitudes también aumentan.
¿El crecimiento en la curva de oferta inmobiliaria para este segmento va de la mano de la curva de demanda de bonos?
Hemos orientado al promotor inmobiliario privado para que migre su oferta y se enmarque dentro de este déficit. Un ejemplo claro de influencia es Guayaquil donde no existía vivienda social. Sólo había oferta de más de $50.000. Hoy hay un proyecto financiado por el BEV, Ciudad Victoria, que incluye 6.000 viviendas de $12.000. En el mismo sector está otro proyecto, Ecocity, con 1.300 viviendas de $15.000, todas vendidas.
¿El migrante tiene acceso a los bonos del MIDUVI?
Claro. La única condición que tienen para poder acceder es tener su situación de migrante certificada en la CENAMI. En el caso de atención a los migrantes estamos en firme campaña de que opten por los programas de vivienda que están financiados por el Banco Ecuatoriano de la Vivienda para evitar malas experiencias.
¿Malas experiencias?
Al estar lejos en muchos casos son sujeto de estafas. Los proyectos financiados por el BEV son ejecutados por empresas regularizadas y tienen el aval del MIDUVI. Son proyectos calificados por nosotros y su ejecución está siendo controlada por el BEV. Esta oferta está garantizada por el Estado ecuatoriano.
¿Pueden acceder al bono si ya tienen vivienda en el exterior?
Sí. El bono es para comprar su primera vivienda en Ecuador. El migrante siempre tiene el sueño de regresar a su país y busca tener un lugar donde vivir cuando eso suceda.
El bono Manuela Espejo llama mucho la atención…
Es el programa más gratificante de todos los que tenemos y está liderado por el Vicepresidente de la República. Inicia con visitas puntuales a los lugares más recónditos del país para identificar a los discapacitados y entender su discapacidad particular. No es lo mismo construir vivienda para quien tiene discapacidad visual que para quien tiene discapacidad motriz o auditiva.
¿Cada caso se trata puntualmente?
Claro. Una casa para alguien con silla de ruedas requiere de puertas más anchas, corredores más amplios y baños especiales. Una para un no vidente requiere de materiales diferentes en el piso de cada área para que la persona sienta dónde está. Para discapacidades auditivas se reemplazan elementos sonoros, como los timbres, con luces intermitentes.
¿De cuánto es el bono Manuela Espejo?
El MIDUVI entrega $5.000 y la Vicepresidencia aporta con $1.000 adicionales. La única condición que debe cumplir el beneficiario es estar registrado en el Conadis con la calificación de su discapacidad dentro la reglamentación interna de esa institución.
¿Cuántas viviendas se han construido?
Ya hemos construido 2.500 y este año se harán 3.000 más. Según el cronograma establecido, hasta el 2013 se construirán 15.000 viviendas para discapacitados.
¿En resumen?
Hemos atendido a 205.000 familias. Si calculas vivienda de 40m2 en promedio, esto significa que hemos construido 8.200.000m2 en 4 años. El costo promedio del metro cuadrado está en $200, es decir un total de $1.640.000.000 invertidos en construcción. Resultado: 750 millones de dólares entregados en bonos.
Muchos empleos generados…
El 35% del costo del metro cuadrado corresponde a mano de obra. Siendo así, se ha pagado $574.000.000 en este rubro. Si consideras que $300 es el salario mensual del obrero puedes concluir que se han generado 1.913.333 empleos en 48 meses, es decir, 40.000 empleos directos al mes. Si divides las 205.000 familias atendidas para los minutos transcurridos durante estos 4 años, el resumen es que el MIDUVI está construyendo una casa cada 10 minutos.


La entrevista no estaría completa sin incluir información del Banco Ecuatoriano de la Vivienda, importante brazo ejecutor de las políticas gubernamentales relacionadas con el financiamiento para el desarrollo y construcción de proyectos habitacionales.
 Con el objetivo de obtener cifras actualizadas, al cierre de esta edición intentamos contactarnos con su Gerente General, el Arq. Rodrigo González, pero las circunstancias no permitieron que lo entrevistáramos directamente y, por la premura del tiempo no pudimos aplazar este encuentro.
Sin embargo de esto, a continuación damos a conocer estadísticas que nos fueron proporcionadas por el Departamento de Comunicación del BEV, las mismas que reflejan lo acertado de la estrategia implementada en esta institución bajo la dirección del Arq. González.

Durante el año 2010, el BEV financió la construcción de 14.567 viviendas, manteniendo mes a mes una curva ascendente que prueba la eficiencia en el manejo de recursos e implementación de procesos operativos. El Gráfico No. 1 da cuenta del detalle mensual:

Gráfico N.1

La construcción de estas viviendas fue posible gracias a la entrega de $116.027.710 en créditos otorgados a proyectos habitacionales integrales durante el año 2010. El rango de precios de las viviendas financiadas a nivel nacional se refleja en el Gráfico No. 2.

Gráfico N. 2

La participación del BEV en el financiamiento de proyectos habitacionales asciende al 33% de la inversión total de cada proyecto. El 50% del valor del proyecto le corresponde al promotor a través del aporte del terreno, el desarrollo de los planos, planificación y control de avance de obra. El 17% restante se cubre con la entrega de bonos de la vivienda a los compradores calificados.
Esta distribución de recursos en diferentes proyectos habitacionales a nivel nacional ha generado 20.220 plazas de trabajo directo y 39.102 empleos indirectos.
Bajo el mando del Arq. González, al cierre del 2010 el BEV presenta un incremento del 51,89% en activos y del 221.86% en resultados. El índice de morosidad en cartera de vivienda decrece del 11.56% registrado en el 2009 a 4.07% en el 2010. En nuestra próxima edición pretendemos tener como entrevistado al Arq. González con el fin de tener mayores detalles de estas inversiones y conocer las proyecciones para el 2011.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Flamante Presidente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social

FINANCIERO

Renovados vientos soplan en las oficinas de la Presidencia del Instituto Ecuatoriano de seguridad social (IESS). El acertado nombramiento del Eco. Víctor Hugo Villacrés, quien además de su título...

+ leer más

Fideicomisos Inmobiliarios y Encargos Fiduciarios

FINANCIERO

En vista de la nueva Regulación de la Superintendencia de Compañías, que impone a las empresas inmobiliarias la creación de fideicomisos o encargos fiduciarios para vender inmuebles en planos,...

+ leer más

Publicidad

Buscador Inmobiliario

Ediciones Anteriores