FRENTE AL MAR

Un paraíso envuelto de mar, sol y brisa fresca, es Costa Jama & Golf Resort. Extraordinarios jardines, senderos y mágicos rincones, se esconden a la sombra de imponentes árboles. Lo que ahí se experimenta es una aventura que enmarca su belleza en naturaleza ordenada, gestionada para complementar el entorno con colores, texturas y variados aromas.

La simplicidad del lujo se traduce en la arquitectura de las residencias que se construyen, cuyos diseños se funden en el ambiente, forman parte de él, generosamente lo acogen para crear un estilo de vida sin igual.

Este paraíso está a menos de cuatro horas de Quito. Eduardo Pérez Darquea, socio promotor de este innovador proyecto residencial y hotelero, que además incluye una cancha de golf, trae a estas páginas los detalles del concepto creativo que precedió a su ejecución.

¿Cómo nace la idea del proyecto?

Inicialmentefuimos invitados por Carlos Duque, empresario quiteño, a visitar la propiedad en la provincia de Manabí, cuando era una hacienda ganadera, un lugar fascinante. Fue allí donde empezamos a las ideas de lo que en esa magnífica propiedad en la Costa del Pacífico, y a menos de cuatro horas de Quito, se podría lograr.

¿Háblenos de esas primeras ideas?

La investigación del lugar, de su entorno, su armonía, nos dio las pautas del proyecto. La vegetación nativa de grandes árboles que hoy han sido cuidadosamente inventariados, nos hizo ver la propiedad como un lugar único y excepcional. En ese entonces se trataba de generar ideas para traer  “glamour” a un espacio donde ya existían suficientes recursos naturales.

¿Cómo influyó la cultura Jama?

Más que la influencia de la cultura, se trató de dar identidad propia al proyecto en ese sitio, en Jama. Es decir, “importar” las buenas prácticas de diseño y conceptualización, e implantarlas en la cultura de nuestro país. Empezamos por el nombre: COSTA JAMA para darle esa identidad. Incluso el logotipo del proyecto incorpora uno de los signos de esta milenaria cultura Jama Coaque. Es dar vida al pasado, traerlo al presente.

¿Características del terreno?

Son 365 hectáreas con linderos naturales, tanto hacia el sur como hacia el norte, con estribaciones montañosas, ríos y una planicie central maravillosa. Las playas con acantilados crean fantásticas vistas, seguridad y protección. Tenemos cerca de 3 km. de frente de mar. Es, sin duda, un lugar privilegiado.

¿La conformación del proyecto?

Se ha desarrollado un Máster Plan en las 365 hectáreas, que está aprobado en el Municipio de Jama. El proyecto lo conforman lotes residenciales, edificios de departamentos, y casas, en tres etapas, con un máximo del 35% de áreas en vivienda. Se definieron zonas para macrolotes con una identificación de uso de suelo. Además tenemos un campo terminado de nueve hoyos de golf, que sirve como protección de área verde y goza de minucioso cuidado y mantenimiento. Es un proyecto que se irá desarrollando conforme la demanda del mercado, primero local, y posteriormente internacional. Ese es el reto.

¿En qué etapa se encuentra?

En la primera etapa. Han sido siete años de trabajo e inversión, pero afortunadamente hemos visto una reacción muy positiva del mercado, en el entendimiento que no es sólo un nuevo proyecto, sino un desarrollo con estándares superiores a los que el mercado ecuatoriano ha estado acostumbrado.

¿Para los amantes del golf, qué características especiales tiene el campo?

Haber traído un profesional americano de la experiencia de Steve Smyers, garantizó un diseño magnífico. Es una experiencia excepcional para cada golfista, y se convirtió en el eslabón para crear la armonía perfecta entre el aprovechamiento del paisaje natural maravilloso, y la magia de la creatividad para diseñarlo. Campos de golf con hoyos de golf con vista al mar son realmente escasos en el mundo, y es único en el país. Otra cosa importante, este campo está diseñado para ser de bajo mantenimiento y se adapte favorablemente a las circunstancias. Mi trayectoria como aficionado al golf, que ha sido mi pasión desde que tenía 8 años, fue una gran inspiración y motivación para hacer de este campo de golf una realidad.

¿Qué otros deportes se realizan?

El proyecto incorpora variedad de atractivos, como senderos para caminar entre naturaleza pura, realizar trekking, bici de montaña, playas amigables, maravillosas, un espectacular club de playa, deportes acuáticos, canchas de tennis, fútbol y volleyball. Incluso algunos de los actuales propietarios han llevado caballos para paseos a la orilla del mar. Es un lugar reservado, muy seguro, con todos los privilegios para vivir experiencias inolvidables. Y lo más importante, en una propiedad cerrada, con exuberante naturaleza y paisajismo, con más de 270 diferentes especies de pájaros, cuyo avistamiento es un atractivo más. Y tengo que decirlo… la pesca en alta mar, excepcional.

¿Servicios con que cuenta el proyecto?

Ese aspecto fue un factor determinante para iniciar un proyecto de esta magnitud. Contamos con un acuífero muy grande, y en consecuencia tenemos un adecuado autoabastecimiento de agua. Este es un tema que ha sido manejado con los más altos estándares de tecnología en alcantarillado y energía eléctrica. Contamos con internet de fibra óptica. Están planificados, y estarán listos en poco tiempo, viveros para plantas y hortalizas. Incorporaremos a la comunidad en el abastecimiento de víveres, pescado y mariscos, creando un mercado interno con muchos beneficios. Hoy tenemos concluido el Club de Playa, que prestará servicios de restaurante próximamente. 

DCIM\991MEDIA\DJI_0856.JPG

¿Cómo siente el Manabí de hoy? Es el destino turístico de mar con mayores oportunidades en el país, y debería ser un destino estratégico para el desarrollo del turismo internacional. Confiamos que el próximo gobierno brinde oportunidades de inversión en el aeropuerto Los Perales de San Vicente, ubicado a tan solo 40 minutos de Costa Jama. Es un punto de generación de conectividad para toda esta productiva región, a nivel nacional e internacional, a través de los aeropuertos internacionales existentes.

El nombre Costa Jama Beach & Golf Resort, tiene una extensión, una sencilla frase: “Inversión en la Vida” ¿Qué quieren transmitir?

Que es un sitio de descanso de tal riqueza, que debería ser visto como un sitio de relajación habitual. Que se trata de invertir en la calidad de vida, en un plan familiar. Que es aprovechar esta magnífica región del país con una visión de inversión en la vida, en uno mismo.

¿Cuál ha sido su contribución al proyecto con AHCORP?

Mi contribución fue engendrar el sueño de lo que habíamos visto con Adriana en el exterior, y asumir el reto de hacerlo realidad en Ecuador. Con la marca Adriana Hoyos realizamos cosas a otro nivel, superamos expectativas. Es así como desde el inicio dimos los nombres de los “jugadores” que debíamos traer al equipo de profesionales para desarrollar un Plan Maestro en las 365 hectáreas de lo que hoy es Costa Jama. (VALDRÍA MENCIONAR QUIÉN HIZO EL MASTER PLAN, ES UNA EMPRESA DE SÚPER PRESTIGIO)

¿Con respaldo económico sólido, el proyecto se ha visto afectado por la crisis de la pandemia?

Hemos pasado no solo la pandemia, sino siete años de muchos problemas en el país que afectaron la economía, y también el ánimo de inversión. El respaldo es sólido, pero lo más importante es la confianza del mercado, y eso se ha logrado desarrollando la obra y haciendo lo que se predica. El camino no ha sido fácil, pero el reto, personalmente, me apasiona. Costa Jama avanza con vientos a favor. Superamos obstáculos y seguimos adelante, para dejar un legado de buen gusto y un gran ambiente, con insuperable servicio. Costa Jama será un ícono en el turismo de alto nivel en Ecuador.

Hacer Comentario