Por Alegría Guarderas

El hormigón es un material de excelencia en el mundo de la construcción, es uno de los más utilizados gracias a las ventajosas características y propiedades que posee. Está compuesto por una mezcla de cemento, grava, arena, agua y aditivos en diferentes proporciones, de acuerdo al uso que se le dará. Puede ser ligero, normal o pesado, dependiendo de la densidad de sus componentes.

APLICACIONES

Aunque es utilizado en todo tipo de construcciones por ser un material extremadamente resistente, de gran consistencia, durabilidad, fácil adaptabilidad y bajo costo, su uso más común es en cimentaciones.

Las aplicaciones de este material abarcan desde importantes obras civiles como puentes, carreteras y túneles; majestuosas edificaciones que embellecen las ciudades; hasta la elaboración de macetas y ornamentos para el hogar. De hecho, el hormigón es muy utilizado por diseñadores de interiores e interioristas por la infinidad de detalles y extraordinarios aspectos que pueden crear en sus proyectos.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

©Nobbs Radford Architects

Otros ejemplos en los que el hormigón es la estrella del proceso constructivo son pistas de aterrizaje, presas, pavimentos de sistemas de alcantarillado, pisos, columnas, plintos, zapatas, pavimentos, losas, soleras, bóvedas, aceras, muros y más. También se utiliza para rellenar moldes especializados y prefabricados.

CARACTERÍSTICAS DEL HORMIGÓN

El hormigón es un material que al ser mezclado con el resto de componentes, se convierte en una pasta flexible y fácil de manejar, generando un sinnúmero de opciones para diseños específicos. Además el momento de incorporar diversos aditivos como pigmento, impermeabilizante, endurecedor, acelerador de fraguado, entre otros, modifica las características técnicas del hormigón, permitiendo al constructor personalizarlo de acuerdo a su gusto y necesidad.

Con el paso del tiempo aumenta su fuerza, soporta condiciones ambientales desfavorables y no se debilita con la humedad. Es resistente a los esfuerzos de compresión y al fuego. De hecho, es una de las mejores opciones contra incendios. Además disminuye el ruido (aislamiento acústico), y posee gran masa térmica, permitiendo optimizar las temperaturas al interior de las edificaciones. Absorbe, almacena y libera el calor, reduciendo las temperies extremas y logrando un ambiente moderado. En las noches, el hormigón tiene la capacidad de desprender el calor absorbido durante el día. Por ende, reduce el consumo de energía que se necesita para calentar o enfriar los ambientes, proporcionando mayor confort para los habitantes.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

Centro de Innovación UC Arq. Alejandro Aravena
©Hormigón al día

Adicionalmente este material, en comparación a otros, ayuda a disminuir el nocivo efecto de “isla de calor” generado en las ciudades a causa, entre otras cosas, por la acumulación de calor que provocan ciertos materiales de construcción como el asfalto, y que tanto daño causan a la salud de la gente y al medioambiente. La gran ventaja del hormigón es que absorbe menos calor, logrando así reducir las altas temperaturas en el entorno urbano.

El hormigón no requiere de mucho mantenimiento porque es un material compacto y no poroso, que además conserva sus propiedades a lo largo del tiempo. Es muy versátil y se adapta fácilmente, consiguiendo diversas formas y texturas.

TIPOS DE HORMIGÓN

Los diferentes tipos de hormigón se determinan y diferencian según su densidad y espesor. El hormigón ligero no debe exceder los 1,800 kilogramos por metro cúbico. Su uso es más común en fachadas, interiores, muros y rellenos de zanjas. También es utilizado para rehabilitación de edificios antiguos y cuando es necesario disminuir el peso de una estructura en particular.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

The Retreat Hotel Blue Lagoon, Islandia
©Yellostrace

El hormigón normal, cuyo peso se mantiene en un rango entre 2,200 y 2,400 kilogramos por metro cúbico, se utiliza para edificios, obras civiles y mega construcciones. Su peso va a variar por la cantidad y densidad del agregado. Por otro lado, una vez que se adhiere una estructura de acero en su interior se consigue el hormigón reforzado o armado, el cual generalmente tiene un peso de 2,400 kilogramos por metro cúbico.

Finalmente, el hormigón pesado tiene la peculiaridad de proteger de la radiación, y por ello es comúnmente utilizado en hospitales, centrales nucleares, instalaciones de radio X, almacenes de material radioactivo, entre otros. Cuando el requisito es cumplir esta función, mantiene un peso significativamente mayor, el cual sobrepasa los 3,200 kilogramos por metro cúbico.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

RESEÑA HISTÓRICA

La historia del hormigón se remonta hacia las primeras construcciones realizadas en Grecia (aproximadamente al 400 A.C.), donde se mezclaba caliza, arena y agua para formar una pasta similar a la que hoy en día conocemos. A esta mezcla se incorporaba piedras o ladrillos para conseguir un material más compacto y fuerte que logre sujetar diferentes estructuras. Esta técnica se esparció rápidamente hasta las civilizaciones romanas, quienes realizaban un método similar pero con materiales locales.

En el siglo 19 el famoso cemento Portland fue creado a través de una mezcla entre arcilla y caliza a altas temperaturas, generando nuevamente una infinidad de aplicaciones industriales y de construcción. Y fue en el siglo 20 que la industria del cemento ganó un importante terreno, volviéndose muy popular en el sector de la construcción. Los distintos avances tecnológicos, como la invención del horno rotario, permitieron, entre otras cosas, producir un material más homogéneo.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

©Casa&Diseño

Entre 1960 y 1970 se añadieron fibras y nuevos aditivos que permitieron obtener hormigones reforzados y de alta resistencia, con mejorías frente a fisuras, tracción, impacto etc.

Actualmente, es evidente como majestuosas obras arquitectónicas e imponentes rascacielos edificados con hormigón dominan los centros de las ciudades del planeta, y son imperdibles atractivos para los turistas. El Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo ubicado en Dubai, que llega a una altura de 828m, es un ejemplo de la incidencia global que tiene este material y de las beneficiosas propiedades para la construcción.

RECICLAJE DEL HORMIGÓN

Considerando que el hormigón es uno de los materiales más utilizados en el ámbito de la construcción, es vital ejecutar acciones que permitan reducir el impacto que puede ocasionar al medioambiente. La buena noticia es que el reciclaje de hormigón permite rescatar ciertos componentes que se utilizaron en su elaboración, para posteriormente ser reutilizados en la producción de un nuevo hormigón.

Desde 1990, Hormigones del Valle, empresa ecuatoriana, es sinónimo de compromiso en la producción de hormigón premezclado con altos estándares de calidad en el país. Es una de las pocas empresas en el país que cuenta con una planta recicladora de hormigón, procedente de Alemania, que recicla el 99% de hormigón fresco. Su producto es un material que soluciona las necesidades de uso residencial, comercial e industrial.

Hormigón - Revista CLAVE! 94

Presa Hoover Arizona, EE UU
©Creative Commons CCO

Los desechos y residuos que son fruto de demoliciones de otras estructuras y son desechados en vertederos, no hacen más que acumularse y contaminar, y por eso el reciclaje en esta industria es fundamental. Hoy en día, los constructores enfrentan un verdadero reto al momento de ejecutar una obra, ya que tienen el poder de decidir el tipo de materiales, maquinaria y tecnología que van a emplear a lo largo de la construcción de un proyecto. Y, por supuesto, saben que no pueden aludir la apremiante responsabilidad ambiental que eso conlleva.

Por esta razón, cualquier decisión deberá basarse en causar la menor afectación posible al medioambiente. El punto de partida, sin duda, es aliarse a empresas comprometidas con la causa, que cuiden los recursos naturales y ejecuten acciones responsables.

Hacer Comentario