Por Caridad Vela

Ha llamado la atención positivamente que tras nueve años de operación, en los que el Biess indiscutiblemente ha provocado gran impacto en la concesión de créditos hipotecarios,finalmente llegó el día de sincerar la situación al interior de la institución.

Sin el menor afán de criticar a las administraciones anteriores, veo con buenos ojos que se transparenten las debilidades del banco de los afiliados, y sobre todo, que se tomen correctivos en el corto plazo. El Ing. Vinicio Troncoso está al mando, y bajo su liderazgo se ha ejecutado un profundo análisis que determina las acciones inmediatas a tomar.

¿Qué lo llevó a provocar esta radiografía del Biess?

La necesidad de contar con elementos que se sustenten en análisis técnicos para dar un giro a la institución. Durante el primer trimestre nos dedicamos a hacer un diagnóstico integral para determinar cómo tiene que ser la estrategia y el plan de acción que se ejecute, para convertirnos realmente en una organización que sea lo que debe ser.

¿Qué encontró?

El Biess es un banco de inversión que requiere controles propios de banca. Debe contar con un catálogo de cuentas contables con asientos acordes a su actividad, cierres contables diarios automatizados como cualquier banco, indicadores de control y de gestión con sólidos reportes de control interno y externo, para que pueda continuar con el cumplimiento de objetivos. Es decir, un sistema de gestión global de riesgo, con personal competente, calificado. No tiene nada de esto.

¿La falta de continuidad gerencial puede ser la causa de estas debilidades?

Esta institución se fundó hace diez años, tiene nueve de operación, y nosotros somos la decimotercera administración. El plazo promedio de duración de los gerentes es de seis meses, y es muy difícil lograr cambios significativos en tan cortos períodos, porque se requiere tiempo para ejecutar acciones. Si no hay reportes, no hay realidades, no hay transformación ni desarrollo de objetivos.

¿El Biess presenta reportes a las autoridades financieras?

El Biess tiene total obligatoriedad de reportar, al igual que cualquier otra institución financiera del país, y esos reportes se han presentado, pero cuando llegamos vimos que todo era aproximado. Lo llamábamos el banco de los aproximados, y eso no es presentable para la principal institución financiera del país, que si bien fue creada para manejar inversiones, también se le entregó la enorme responsabilidad de generar cartera, tanto hipotecaria como quirografaria y prendaria para sus afiliados, pero no contamos con un catálogo de cuentas contables y subcuentas adecuadas a esa actividad.

¿Qué acciones está tomando?

Si podemos hacer una sola cosa durante el tiempo que nos queda en la administración, es generar una contabilidad adecuada y asentarla en un sistema bancario. El banco tiene el sistema, lo compró en 2013, pero no se ha utilizado. Afortunadamente llegamos a un acuerdo con el proveedor y vamos a implementar el sistema contable con el catálogo definitivo de cuentas, que está por ser aprobado en la Superintendencia de Bancos. Dar certidumbre sobre las cifras de la institución es un gran paso.

Hablemos de cartera hipotecaria…

Tenemos la cartera hipotecaria más grande del país, $7.655 millones, que representan el 41% del portafolio de inversión. Este año proyectamos colocar $850 millones adicionales, pero tenemos recursos para sobrepasar esa cantidad, todo depende de la demanda. Para incentivarla estamos realizando ferias de vivienda en varias ciudades del país, y además participaremos en todas las ferias importantes este año.

¿Solo es un tema de demanda, o también de falta de agilidad en procesos?

Hemos tenido inconvenientes sobre todo en aspectos documentales, pero estamos ejecutando correcciones para que todo esto esté estandarizado de aquí en adelante para acortar tiempos, funcionar eficientemente y recuperar la confianza y credibilidad de constructores y afiliados. Además, en base a la estandarización de procesos lograremos tener determinados títulos de propiedad que permitan futuras titularizaciones.

¿Ya está habilitado el crédito para construcción en terreno propio?

Está habilitado. La tasa de interés es 6.99% y el plazo es hasta 25 años. Financiamos el 100% del presupuesto de obra hasta $130 mil; de $130.001 a $200.000 se financia el 90%; y en caso de que supere este monto se financiará el 80%.

¿Las condiciones para crédito hipotecario destinado a compra de vivienda han variado?

Ninguna condición ha cambiado, nuestro objetivo como administración es dar estabilidad al sector inmobiliario y a los afiliados. Las reglas deben ser claras, y deben mantenerse en el tiempo para que haya confianza. Ahora estamos trabajando conjuntamente con la empresa privada para analizar vías eficientes para acortar tiempos en desembolsos. Queremos hacer cambios profundos, bien estructurados y planteados, para que duren en el largo plazo.

Vinicio Troncoso - Revista CLAVE! 95

Caridad Vela y Vinicio Troncoso

¿Cuál es el análisis que define los montos de colocación de recursos por rubro de crédito? Llama la atención que en 2019 se colocó casi $3.000 millones en quirografarios, que financian básicamente consumo, y solo $610 millones en hipotecarios, que provocan un encadenamiento productivo que dinamiza la economía.

La realidad es que lamentablemente hay menor demanda de hipotecarios que de quirografarios, pero si la demanda en hipotecarios crece no hay ningún problema en colocar más recursos. Tenemos la liquidez en este momento para colocar lo que el mercado requiera, pero tenemos ciertos problemas internos para la instrumentación de estos créditos, que los estamos solucionando para acelerar procesos y cubrir la demanda. La economía no se está moviendo como quisiéramos, y cuando el afiliado piensa en comprar vivienda, vislumbra una deuda a largo plazo sin tener certidumbre sobre su fuente de ingresos en el corto plazo.

¿Le preocupa el índice de mora en cartera hipotecaria?

La cartera vencida está en el 10,31% en números transparentes. Hay tres factores detrás de este índice: la situación económica del país ha afectado el empleo, y muchos afiliados han perdido su trabajo o están ganando menos, y por ello no pueden pagar las cuotas. Segundo, no ha existido cobranza prejudicial ni cobranza judicial, no han existido embargos ni remates, para bajar el índice de morosidad. Tercero, pienso que en algún momento se pudieron haber flexibilizado demasiado las condiciones, y se prestó a gente que no tenía el nivel de ingresos requerido para una deuda como la que se le concedió.

¿Cómo llegó a superar el 10% sin que se prendan alarmas?

No había gestión de cobranzas, pero estamos tomando varias acciones. Entre las preventivas iniciamos con llamadas recordatorias de la fecha de vencimiento y el monto de pago. Tenemos un proveedor externo y pensamos tener dos más para dar cuerda a este círculo virtuoso. En toda gestión de deuda se debe analizar la situación del deudor para encontrar una salida, pero hay que atender los casos que deben pasar al proceso judicial de coactiva, e hicimos un concurso. Hemos llamado a 70 profesionales para que tomen este proceso a su cargo. Evaluaremos resultados en el corto plazo.

¿Otros correctivos?

Activamos el programa Reactívate, que es una solución de pagos para que los afiliados que tienen problemas con su crédito negocien nuevos términos, como ampliar el plazo hasta 30 años. Entendiendo la situación por la que atraviesan otorgamos ciertos períodos de gracia, todo con el objetivo de reestructurar mucha de la cartera vencida para facilitar la vida del deudor.

¿En qué estado están los fideicomisos que el Biess suscribió con la empresa privada hace algunos años?

El banco tiene alrededor de 60 negocios fiduciarios. Entre ellos hay 42 que son inmobiliarios, están todos paralizados, y representan $281 millones de inversión por parte del Biess. Han transcurrido cuatro años en los que no se convocaba a las juntas de fideicomiso, pero desde agosto hemos participado en más de 270 juntas para determinar el estado de situación de cada uno. Estamos empezando a dar soluciones planificadas. Este primer trimestre esperamos reactivar tres fideicomisos inmobiliarios, liquidaremos siete, y seguiremos avanzando en los demás con el objetivo de maximizar el rendimiento de los fondos de los afiliados y, en ciertos casos, minimizar la pérdida de intereses. Tenemos un listado de diez fideicomisos inmobiliarios que según la opinión técnica de expertos internos y externos, tienen viabilidad de reactivación en el corto plazo.

Vinicio Troncoso - Revista CLAVE! 95

Ing. Vinicio Troncoso
Gerente General BIESS

¿Se utilizará el sistema fiduciario para monetizar otros inmuebles de propiedad del Iess?

Hemos hablado con distintos desarrolladores inmobiliarios y les hemos dicho que ese es un plan de acción que parte en paralelo, porque la liquidación de ciertos fideicomisos que no cumplieron con sus objetivos, nos deja espacios de acción. También tenemos activos administrados que debemos comercializar, nuestro propósito es hacerlo extremadamente bien para devolver la confianza al sector.

¿Qué mecanismo se propondrá para este efecto?

Invitaremos a los representantes de la industria inmobiliaria para, con bases definidas y muy claras, el Biess pondrá a disposición sus activos, pero no vamos a cometer los mismos errores del pasado. Los promotores saben que también les corresponde llegar con una parte importante de capital para invertir. Adicionalmente estamos trabajando en los rendimientos que se han dado en los fideicomisos, ya que por temas de transparencia, es importante reportar el estado de situación de cada uno. Caso contrario estaríamos basándonos en parámetros de medición que no son reales desde un inicio.

Hablemos de otras inversiones que maneja el Biess

El 39% de las inversiones ($7.747 millones) está en manos de aproximadamente 57 instrumentos que emitió el Estado ecuatoriano, muchos de los cuales no tienen características para hacer operaciones de liquidez, solo los podría comprar el Iess. Estamos tratando de reducirlos a máximo siete, porque si somos banca de inversión necesitamos instrumentos que se puedan comprar y vender, para coordinar operaciones de liquidez y obtener esos fondos para canalizarlos al sector privado y promover el desarrollo. Nuestra participación en inversiones en el sector privado ha sido prácticamente marginal, el 2.6% que son 525 millones de dólares. Para este año tenemos el firme propósito de invertir $500 millones adicionales a través de las bolsas de valores.

¿Los $500 millones que planean invertir en 2020 consideran todas las industrias?

Sí, todas las actividades. Los fondos de la Seguridad Social no están concentrados en ningún sector productivo, más bien la intención es empezar a comprar de manera diversificada. Invitamos a todos los representantes de las distintas industrias a incrementar sus capitales de trabajo a través de la emisión de papeles que se pueden comercializar en las bolsas de valores. Si los informes son positivos podemos invertir en ellos y así dinamizar la economía.

Rosero - CLAVE 95

¿En qué nivel está el rendimiento que recibe el Biess por sus inversiones?

Hemos hecho un trabajo sobre todo en los fondos a corto plazo y hemos incrementado $179 millones. Esto ha tenido un impacto positivo también en la tasa promedio que estamos recibiendo, que está siempre por encima del cálculo actuarial. La buena noticia es que durante 2019 no se realizaron desinversiones en los activos del Biess, es decir, no tuvimos que vender activos para cubrir el gasto corriente.

¿Algo más en agenda?

Queremos seguir aportando con elementos técnicos al análisis de la Seguridad Social hacia el futuro, porque la discusión no puede seguir manteniéndose de manera aislada, peor aun con dependencia gubernamental, porque este es un sistema paralelo al sistema económico del país. Su objetivo es previsional (jubilación y salud), el Biess no tiene objetivos presupuestales, por eso no hablamos de rentabilidad sino de rendimiento, porque debemos ser responsables del rendimiento de los fondos de los afiliados, para que reciba todos los beneficios que le corresponden, y cuando llegue la hora de la jubilación, cada uno reciba su pensión mensual. A veces esto es como mover un ejército que no quiere moverse para ningún lado, o que tiene distintos intereses.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario