ACIMCO - Revista CLAVE

Diseño innovador y sustentable

Una práctica estandarizada en Europa y Estados Unidos, desde hace dos decadas, ha empezado a tomar fuerza en Ecuador: la Fachada Ventilada. En general, arquitectos e ingenieros la prefieren principalmente, por sus ventajas de aislamiento térmico y acústico. Sin dejar de lado, la versatilidad estética- infinidad de colores y texturas- y su gran duración.

ACIMCO - Revista CLAVE

La fachada Ventilada consta de dos partes, la cámara formada entre la pared exterior y la estructura. Por otra parte, se crea un efecto chimenea, en donde circula el aire refrescando el interior de la edificación. La gama de materiales es amplia, están a disposición varios tipos de acero y aluminio. Nuevas tecnologías como Trespa, que es un laminado holandés fabricado bajo alta presión, muy popular en Europa y Norteamérica. Además, el fibrocemento de alta especificación, porcelanatos y piedras naturales.

ACIMCO - Revista CLAVE

La inversión en comparación de la pintura podría parecer mayor. Sin embargo Oscar Proaño, presidente de Acimco, explica que durante la vida útil de la infraestructura este dinero se recupera entre tres y cinco años, debido al ahorro en uso de energía, sumado a que en estos materiales no se requiere volver a pintar nunca y tienen un bajo costo de mantención. Incluso existen materiales con características de autolimpieza.

ACIMCO - Revista CLAVE

Otro factor, es que se acopla perfectamente a los edificios sostenibles de gran altura, que ahora por ejemplo, son requisito en Quito. Tanto el sistema de Fachada Ventilada como los materiales disponibles en Acimco facilitan la obtención de la calificación necesaria para solicitar el certificado “verde”, y con esto la compra de más metros cuadrados de construcción.

ACIMCO - Revista CLAVE

Artículos Relacionados

Hacer Comentario