ReShop_ec el éxito de romper esquemas

Por Pamela Cevallos

La diferencia entre un emprendedor exitoso y otro que no ha conquistado el mercado se basa en la fuerza de la idea de negocio. Y para muestra un botón: ReShop_ec, una tienda que vende artículos de lujo de segunda mano, abrió sus puertas hace tres meses y ahora rompe esquemas en el mercado de la moda en Guayaquil.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Para conversar sobre esta curiosa y original idea, entrevistamos a Muriel Pons y Alejandra García en una casa en Samborondón, construida por el arquitecto guayaquileño Jaime Andrés Ortega y decorada por Paola Cesa, reconocida diseñadora de interiores, que cuenta con una casa de diseño en la ciudad porteña.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

En esta casa impecablemente blanca, de dos plantas, Muriel y Alejandra hablaron sobre el funcionamiento de su negocio y lo que les motivó a crear un espacio que básicamente busca rehusar prendas de marcas reconocidas a nivel mundial para hacer felices a sus clientes.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Alejandra García

A orillas del río, la casa se levanta en medio de un verde patio con una piscina revestida también de un blanco puro. Desde afuera, largas pilastras unen la primera planta con la segunda y crean un espacio de sombra en donde dos salas al aire libre invitan a una conversación relajada, pero llena de buen gusto y conocimiento sobre el mundo de la moda.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

El piso de mármol calacatta se funde con una escalera minimalista que amplía el horizonte de la casa gracias a los espejos que de piso a techo se exponen en los espacios claves de este hogar. El bar consiste en dos repisas altas de aluminio y vidrio en donde reposa una bodega de licores muy nutrida que brinda movimiento a la sala y al comedor. En el baño social predomina un juego de cristales que se funde con el mueble de madera que sostiene el lavabo, el mismo que fue pintado a mano por la decoradora.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!
Muriel y Alejandra son dos madres, de 36 y 40 años respectivamente, amantes de la moda internacional, de la buena calidad de las prendas de vestir y la elegancia de los accesorios. Marcas como Prada, Louis Vuitton, Gucci, Christian Louboutin, Moschino, entre otras de menor precio pero igual calidad, son los objetivos de estas dos emprendedoras que, con su buen gusto, adquieren piezas ya usadas de estas tiendas exclusivas y las ponen a la venta en un showroom abierto a todo público.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Según nos contaron, la idea nació del deseo de las mujeres de adquirir productos de buena marca, a un costo asequible y de la apreciación de que en Guayaquil existen tiendas que venden prendas de vestir de menor calidad a precios excesivos. “Hay tiendas muy costosas, que no tienen ropa de marca y tampoco fina”, explicó Alejandra.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Ambas son ingenieras comerciales de profesión. La química que existe entre ellas, puesta a prueba en otras actividades profesionales, las motivó a formar un equipo de trabajo en un moderno concepto de negocio que no existe en el país y que vende artículos exclusivamente de lujo.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

En ReShop_ec se vende vestidos, blusas, pantalones, zapatos, carteras, outfits y accesorios escogidos minuciosamente por sus propietarias, quienes se contactan con las personas que quieren deshacerse de sus prendas, pero que a su vez buscan ser retribuidas. Alejandra y Muriel se encargan personalmente de revisar que las prendas estén muy bien cuidadas, sin elementos que las hagan ver viejas ni usadas. “Nuestro proceso de elección es serio. Es un curado cuidadoso, de buen gusto, que busca que las prendas luzcan como nuevas”, expresó Muriel.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Hoy en día la tienda tiene proveedores en todas partes del mundo. La recolección del inventario inició en el círculo familiar y de amigas, no obstante, la acogida hizo que buscaran nutrirlo en otros países del mundo. El proceso de escogitamiento de las prendas consiste en revisar cada una, y corroborar que estén en perfecto estado. Los artículos llegan limpios y no se reciben si tienen fallas.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Alejandra García y Muriel Pons

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Se acuerda el precio junto a la dueña y se las pone en consignación. La ropa se exhibe durante tres meses, y si no se vende en ese período, se la devuelve. Si se la vende, se paga una comisión por cada prenda. “Cuando recibimos las piezas las revisamos y elegimos de acuerdo a nuestro gusto y estilo, todo con el fin de que las personas encuentren solo cosas bonitas”, aclaró Alejandra.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Muriel Pons

“A la gente le parece un negocio novedoso, porque prefiere pagar por algo fino que gastar más dinero en cosas que son de menor calidad. Además, compran cosas con cariño y por algo no las usaron, ya sea que no les quedó bien o no quieren repetir su outfit, entonces, a través de este intercambio se vuelve a dar vida a esas prendas”, explicó Alejandra. Sostiene que las mujeres pueden llevar un ingreso a su casa, pueden comprarse con su mismo dinero nuevas prendas y actualizar su vestuario. “Con este intercambio se logra un ingreso extra o se puede ayudar a la gente que no tiene trabajo. A las personas les gusta comprar zapatos, carteras, ropa, pero no pueden hacerlo frecuentemente; con esta idea se les abre una posibilidad de tener ingresos para invertirlos en ellas mismas o renovar su closet. Es un ingreso importante, una compra inteligente porque hay ahorro, es un beneficio de ida y vuelta, donde todos los involucrados salen beneficiados”, acotó.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

ReShop_ec es un negocio que beneficia a quienes lo idearon, pero también a la gente que las provee. Es una forma de evitar el desperdicio a través del consumismo excesivo. Se trata de una compra consciente, de rehusar ropa y artículos sin dañar el planeta. Para Muriel, su negocio también busca valorar el orden y el espacio de una casa: “La ropa muchas veces se estropea en los clósets. En los espacios muy llenos no fluye la energía. No es posible dar orden. Limpiar el closet y sacar las cosas que no utilizas, por más nuevas que sean es una forma de hacer fluir la energía. ¿Cómo entran nuevas cosas si no salen las otras?

Eventualmente quisieran expandir el negocio y vender ropa para hombres y niños. Por el momento el local es muy pequeño, pero por sus mentes creativas ya pasa también la venta de muebles usados y artículos para el hogar de segunda mano. “El mercado para los hombres es limitado. El precio de la ropa fina de caballero es muy alto y no se puede adquirir con facilidad ropa buena. No hay tienda que mejore nuestros precios y la calidad que aquí se vende”.

Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!Alejandra García y Muriel Pons - Revista CLAVE!

Mientras hablan de su pasión por la moda, la cámara de CLAVE! hace tomas de los detalles más diversos de la casa. Los grandes ventanales que le otorgan luz natural a los espacios hace que cada mueble expuesto tenga personalidad y contraste con el blanco fulminante de las paredes. La decoradora se esforzó porque predomine este color y porque nada, ni los muebles, ni los adornos, roben su protagonismo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario