Por Caridad Vela

El éxito empresarial no es fortuito, es producto de dedicación, arduo trabajo, mucha creatividad y un compromiso sin límites que se asume con responsabilidad. Eso es lo que los constructores del país, y todo aquel que piensa construir su casa, encuentra en Puruhá, el “one stop shop” que ofrece más que solamente materiales y acabados para construcción.

Fernando Páez y Michelle del Pozo son, en palabras simples, tal para cual. Este es uno de esos casos en los que dos cabezas no solo suman, lo que verdaderamente hacen es multiplicar grandes ideas que decantan en sorprendentes resultados. Compañeros de vida y colegas de trabajo, enfrentan con creatividad los retos del día a día.

Puruhá ha trascendido en estos años. ¿Cómo se ha dado el cambio?

Trabajamos siete días a la semana y estamos disponibles las 24 horas del día para nuestros clientes. Conocemos a fondo los productos que hay en Ecuador para la construcción, pero además de eso, somos una empresa de asesoría completa. Quien quiere construir una casa o está soñando con hacer un edificio tiene que venir primero a Puruhá, porque aquí le asesoramos desde aspectos legales, permisos municipales y financiamiento, hasta en la revisión de presupuestos, diseño de la obra y su construcción.

¿A qué se debió esta innovación?

A las constantes crisis que ha vivido Ecuador. En épocas adversas la única opción es ser creativo, innovar, buscar alternativas para ser mejor y más fuerte, no solo para sobrevivir sino para salir fortalecido. Antes solo comercializábamos productos, hoy manejamos servicios constructivos para grandes, medianas y pequeñas empresas, y ponemos especial atención en el cliente individual que es tal vez el que más apoyo necesita.

¿Cómo lo hacen?

Nos convertimos en una empresa de productos y servicios. En productos tenemos el más grande inventario de todo lo que requiere una obra. Para proveer servicios trabajamos con un excelente estudio de abogados, y además tenemos un broker financiero que ayuda a los constructores a conseguir créditos. Para apoyar en operaciones de menor cuantía creamos una empresa que se llama Credicasa, que financia procesos de construcción. Tenemos además una empresa inmobiliaria que está a las órdenes para fortalecer el sistema de comercialización de los desarrolladores inmobiliarios. No nos falta nada. No hemos improvisado, todos los espacios han sido cubiertos minuciosa y profesionalmente.

Comercial Puruhá - Revista CLAVE! edición 83

Han dejado de ser solo acero…

Tenemos 17 distintos sistemas constructivos que han pasado por todas las calificaciones y cuentan con los avales necesarios. Sabemos cuáles son los productos más nuevos para cada necesidad, los más modernos y eficientes, los más ventajosos en cuanto a costos para que no se gaste más de lo necesario, etc. El cliente llega con los planos, los analizamos incluso a nivel de ubicación para brindar asesoría, porque para determinar el sistema constructivo adecuado mucho depende del tipo de suelo.

¿Operan a nivel país?

Cubrimos todo el territorio nacional. Contamos con una flota propia de camiones y también nos apoyamos en la logística de nuestros socios estratégicos, que son más de 300, y son muy eficientes. Transportar varillas, por ejemplo, no es tan simple, pero en esfuerzos conjuntos con nuestros proveedores, dentro de cronogramas muy bien establecidos, solucionamos hasta las emergencias más urgentes. Además somos proveedores de trabajo para transportistas independientes, en quienes confiamos porque nos han demostrado con su honestidad y eficiencia, que están listos para llevar pedidos a los clientes.

¿Hay novedades en productos?

Ecuador camina nuevas alternativas constructivas. Somos un país innovador cuando se trata de vender y hacer industria, pero el consumidor final se apega a lo tradicional, así no sea lo más eficiente en tiempo y costos, porque le cuesta el cambio. Es un proceso que se da paso a paso. Puruhá es un laboratorio de innovaciones constructivas. Recibimos a quien tenga una buena idea para un nuevo producto constructivo. Aquí lo ponemos a prueba, lo estudiamos, lo comparamos con sus similares en el mercado, e incluso podemos desarrollarlo. La construcción avanza muy rápido, los gustos de los clientes evolucionan a gran velocidad, y por ello debemos crear productos más eficientes, sostenibles, ecológicos, etc.

¿Qué buscan las nuevas generaciones?

Afortunadamente hemos logrado posicionarnos tan positivamente en la mente del consumidor que ahora atendemos a la tercera generación de arquitectos, constructores y clientes. Estamos a la vanguardia y lo saben, nos encuentran en todas las redes sociales y sitios virtuales para, a través de esos medios comunicarse con nosotros con cualquier duda o necesidad. A veces nos perdemos el gusto de conocerlos cara a cara, pero ganamos en eficiencia y estamos al alcance de su mano.

Comercial Puruhá - Revista CLAVE! edición 83

Fernando Páez y Michelle del Pozo

¿Qué productos comercializan?

Harían falta muchas páginas para nombrarlos todos, pero tenemos toda la línea de sistemas constructivos y también acabados para la construcción. Por ejemplo muebles de cocina, closets, cerámicas, porcelanato, granito, grifería y sanitarios estándar y también hechos a la medida, hacemos instalaciones de gypsum, etc. Revisamos presupuestos y los adaptamos al bolsillo del cliente, proveemos diseño de interiores apoyándonos en profesionales ecuatorianos jóvenes que hacen diseños extraordinarios, y el servicio personalizado que brindamos es de primera categoría.

Además de la venta, ¿también instalan los productos?

Instalamos estructuras metálicas, de hecho somos la empresa que más cerramientos ha instalado en las casas e instituciones del país. Hacemos enlucidos proyectados, un sistema nuevo que proyecta el enlucido en la pared y genera gran ahorro de tiempo, de material y mano de obra. Para los demás productos tenemos una red de instaladores independientes con los que trabajamos, que han sido calificados por el excelente trabajo que hacen.

¿Ofrecen crédito a los compradores?

Trabajamos de la mano con el flujo del cliente y compartimos con él los plazos que nos generan nuestros socios estratégicos, pero más allá de eso, establecemos su cronograma de obra para que no gaste hoy en los productos que necesitará después de seis meses. Así lo apoyamos a planificar su flujo acertadamente para que no tenga sorpresas en el camino.

¿Cuál es su mayor valor agregado?

El equipo humano de Puruhá, que se suma a la sincronía de criterios que existe en los mandos altos. El respeto entre nosotros redunda en el buen trato al cliente, nos hemos ganado su confianza y fidelidad porque nuestro trabajo es producto de un esfuerzo comunal cuyos parámetros nacen en estas oficinas, y se dispersan en cada área de la empresa empoderando a los colaboradores.

¿Qué novedades hay por delante?

Nuestro enfoque está en ser más eficientes cada día a través de la innovación en procesos internos. Tenemos almacenes en Quito y Riobamba, pero nuestros vendedores y sistema de distribución de productos cubre todo el país, y eso requiere de gran minuciosidad. Estamos por cumplir 35 años en esta actividad y cada día nuestro compromiso con el cliente y con el proveedor es más grande, porque nuestro lema es hacer con excelencia este trabajo.

¿Alguna recomendación especial?

Que antes de empezar a construir una casa o proyecto nos visiten, hablen con nosotros y nos permitan apoyar su emprendimiento. Somos todo para la construcción, ese es nuestro eslogan, tenemos los mejores precios, las mejores alternativas, y un enorme conocimiento del mercado para asesorarlos en cada paso del proceso constructivo. Estamos en constante renovación, nos mantenemos a la vanguardia, y estamos siempre a las órdenes.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario