Zona económica de desarrollo especial

Por Caridad Vela

Las mujeres enfocadas nunca desvían la mirada del objetivo, apuntan la brújula hacia el destino buscado y reman sin descanso hasta alcanzarlo. Largo tiempo ha transcurrido desde cuando la Eco. Eva García Fabre fue analista económica en la empresa de Walter Spurrier, hasta que fue Ministra de Industrias y Productividad, cargo al que renunció el 23 de agosto, 2018

Varios años trabajó en la Cámara de Comercio de Guayaquil, gremio en el que estuvo a cargo de estudios económicos, comercio exterior y cooperación internacional. Luego vino su candidatura a la Vicepresidencia de la República, en binomio con el Dr. Rodrigo Borja Cevallos. Si bien los resultados le fueron adversos, su vida no se relajó en absoluto. En el año 2005 el Dr. Alfredo Palacio, a la sazón Presidente de la República, le designa Embajadora de Ecuador ante la Organización Mundial de Comercio. Regresa a Ecuador en 2007 y da un giro hacia la actividad financiera.

Fue presidenta de la Comisión Técnica de Inversiones en el Iess, Intendente de Banca Pública, y regresó al Iess como Asesora del Consejo Directivo representando al sector empresarial. Con esos antecedentes, el Presidente Lenín Moreno la convocó para dirigir el Ministerio de Industrias y Productividad.

“No pertenezco a ningún partido político, soy social demócrata por convicción, y acepté ese cargo porque concuerdo con todos los postulados del gobierno del Presidente Lenín Moreno”, nos dice al iniciar esta entrevista. La visitamos para entender los detalles de ZEDE, la nueva zona económica de desarrollo especial que el MIPRO aprobó durante su gestión, noticia que ha sido gratamente recibida por todos los sectores económicos del país.

¿Cuál fue el detonante que provocó la autorización para ZEDE?

Todo fue cuestión de alinear la gestión de los dos principales actores: el MIPRO y el Municipio de Quito. Trabajamos de la mano superando muchos obstáculos que habían, la mayoría provocados por falta de comunicación, y finalmente se dieron las aprobaciones por parte del MIPRO. El 23 de mayo de este año, a través del Decreto Ejecutivo 419, se designó el espacio para esta zona especial y se viabilizó el proyecto.

¿Cuál es la ubicación exacta?

ZEDE está ubicada en la cabecera sur-oriental del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, en un espacio de 205.01 hectáreas. Debo aclarar que el territorio para desarrollar ZEDE no forma parte de la zona franca del aeropuerto, y que la decisión de ubicación es la que había sido propuesta por el municipio, porque nosotros tomamos un proceso avanzado, que estaba detenido por obstáculos que no se habían superado. En menos de seis meses lo analizamos, lo pulimos, y en la primera reunión del Consejo Económico Productivo lo presentamos y aprobamos. Fue muy importante el apoyo del Eco. Richard Martínez, Ministro de Economía y Finanzas.

¿Cuáles son las potencialidades de la zona?

Está junto al aeropuerto, tiene la logística adecuada, cuenta con todos los servicios y con excelente conectividad. La ubicación geográfica y la infraestructura generada son ideales para el desarrollo de actividades industriales y logísticas. Además, la zona cuenta con una clara proyección a la exportación y a la sustitución de importaciones, y además favorece la atracción a empresas ancla que pueden contribuir a reforzar las cadenas de valor.

¿Qué tipo de incentivos se ofrecerán para hacerla atractiva?

Eva García- Revista CLAVE!

¿Fuente y monto de la inversión requerida?

En la siguiente tabla consta la proyección de inversión para los próximos veinte años, que se desarrollará en ZEDE Quito, en términos de valor actualizado:

Eva García- Revista CLAVE!

¿Qué tipo de inversiones se pretende atraer?

Corresponden principalmente a dos tipologías: industrial y logística. En la primera tenemos a industrias alimentarias, agroindustria, florícola, manufactura, partes y autopartes vehiculares, equipos de geo-localización entre otros. En la segunda se desarrollarán servicios logísticos de alto nivel con grandes estándares de innovación y sofisticación, para diversificar el actual mercado nacional. Para las dos tipologías se han desarrollado cuatro casos de negocios con empresas grandes, y además se han generado memorandos de entendimiento con otras cuatro empresas de reconocido prestigio.

Si todo marcha como se ha planificado, ¿cuál es la proyección para el año 2037?

De acuerdo con escenarios conservadores elaborados para estimar el impacto global del proyecto, en 20 años se esperaría inversiones que superen los $744 millones ($285 millones en valor actualizado); que se generen 10.000 plazas de trabajo directo y varios miles de empleos indirectos; un efecto neto positivo de $100 millones en la balanza comercial con una contribución de hasta el 1,4% al VAB provincial. Se estima que hasta el año 20 de funcionamiento se hayan instalado 110 operadores con una inversión de $158 millones a valores actuales. Los servicios de apoyo serán de alto valor agregado y elevado nivel de sofisticación, con la finalidad de innovar los procesos que se den al interior de ZEDE.

Eva García- Revista CLAVE!

Caridad Vela y Eva García

¿Quién es responsable de desarrollar la infraestructura necesaria para que ZEDE funcione?

Eso le corresponde directamente al municipio, al administrador que se designe, y a los operadores de ZEDE. Para definir el operador se convocará a un concurso internacional, y esperamos que sea una empresa multinacional con experiencia en espacios equivalentes a esta zona especial de desarrollo económico. Hacia el exterior se está dando un mensaje muy claro de optimismo y buena organización al crear un espacio exento de impuestos y aranceles, con infraestructura y servicios, donde nos comprometemos a brindar estabilidad a largo plazo en la normativa que regula su funcionamiento.

¿Finalmente un Ecuador competitivo?

Sí, el reto es enorme, le ha correspondido al Presidente Moreno abrir caminos para provocar cambios estructurales que beneficien al sector productivo del país, y hacerlo con escasos recursos fiscales. Había que construir una imagen de estabilidad que impacte a nivel internacional para que Ecuador retome su lugar en el mapa, estrategia que se elaboró partiendo del diálogo con todos los actores del sector público y privado. ZEDE se encuentra alineado con el Plan Nacional de Desarrollo, concuerda con la visión de política industrial, y se enmarca en el desarrollo de ejes de mercados, investigación y política. Además fortalece el diálogo participativo en territorio con las parroquias rurales en la zona de influencia: Checa, El Quinche, Guayllabamba, Pifo, Puembo, Tababela, Yaruquí, para generar empleo inclusivo.

¿Conclusión?

Se está dejando de hablar del potencial que tiene Ecuador, y se dan los pasos para convertir ese potencial en realidad con una industria competitiva, en la que el cambio de la matriz productiva dejará de ser un slogan. Se trabaja en tener una industria más limpia, sostenible, que sea inclusiva, que genere empleo y prosperidad para todos los ecuatorianos.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario