Por Caridad Vela

Es común que el interesado en comprar vivienda tenga dudas sobre el procedimiento que debe seguir para constatar la legitimidad del proyecto en el que sueña vivir.

Mucho se habla del alto porcentaje de construcciones informales que existen a lo largo y ancho del país, y esto evidentemente alarma y genera inseguridad al potencial comprador, por lo cual es imprescindible que se eduque y aprenda a establecer las diferencias.

La próxima Feria de Vivienda Mi Casa CLAVE! se realizará desde el 13 hasta el 22 de abril en el Centro de Exposiciones Quito, y como es costumbre, convocará a los más destacados promotores inmobiliarios de la ciudad, quienes presentarán más de 350 proyectos inmobiliarios al público para que los conozca, compare las propuestas y sus precios, y tome la decisión de compra.

Un gran porcentaje de estos proyectos estarán comercializándose “en planos”, es decir que aun no existen físicamente, pero están en proceso de colocación de la primera piedra. Comprar en esta etapa requiere una alta dosis de confianza hacia el constructor que lo promociona, pero tiene su atractivo, pues representa una gran ventaja para el comprador que dispondrá de un mayor período de tiempo para pagar de fondos propios el valor de la entrada, que normalmente es el 30% del precio final. Sin embargo, si no se toman las debidas precauciones, también puede representar un riesgo.

CLAVE, en su calidad de organizador de la Feria, está tomando todas las precauciones posibles para minimizar sus riesgos. Por un lado nos encargamos de verificar que la empresa que concesiona el stand esté debidamente constituida según las leyes vigentes, que esté en cumplimiento de sus obligaciones con la Superintendencia de Compañías y el SRI, y que el firmante del contrato sea, efectivamente, su representante legal.

Proyectos Certificados - Revista Clave!

Pero más allá de esto es fundamental recordar que, para que el constructor o promotor inmobiliario comercialice un proyecto en planos, es decir, que reciba dinero por concepto de la reserva de un inmueble, es imprescindible que cuente con el permiso de construcción otorgado por el municipio donde está ubicado el proyecto. Sin este requisito solamente podrá mostrar su proyecto en la Feria y levantar una base de datos de posibles interesados, pues si recibe dinero estaría actuando al margen de la ley, y si bien es cierto que el trámite del permiso puede estar en proceso, también es probable que se trate de una construcción informal.

Por ello, en aras de precautelar la inversión que pretenden realizar en inmuebles, nos permitimos hacer ciertas recomendaciones a los asistentes a la Feria, para que las consideren al momento de tomar la decisión de compra. Una de ellas es la verificación de que el proyecto cumpla con las debidas autorizaciones municipales que habilitan su construcción, que afortunadamente ahora es muy fácil.

AQUÍ EL DETALLE DE CÓMO HACERLO

A efectos de que la comunidad pueda estar segura de que los proyectos se desarrollan dentro del marco legal vigente, respetando los parámetros técnicos exigidos por la normativa, y en base a fundamentos éticos en cuanto a la seriedad de lo prometido, hace algunos años el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito emitió una ordenanza mediante la cual dio paso a la creación de las Entidades Colaboradoras.

Si bien el objetivo inicial fue buscar apoyo para agilitar los trámites burocráticos, dotarlos de transparencia, verificar el cumplimiento de las normas administrativas y reglas técnicas en proyectos de habilitación del suelo y de edificación, el efecto final es de impacto positivo para el público en general, que ahora tiene acceso a la información para constatar la situación de cada proyecto.

El mecanismo está al alcance de todos, porque las entidades colaboradoras, una vez confirmado el cumplimiento de todos los requisitos, emiten los Certificados de Conformidad que sirven de base al municipio para emitir permisos de construcción. Este documento habilita la venta del proyecto al público, y debe ser presentado por el promotor ante el requerimiento del interesado.

A la fecha existen tres entidades colaboradoras en el DMQ: la del Colegio de Arquitectos de Pichincha fue la primera en ser acreditada; y un par de años más tarde se sumaron Desintecsa y Aenorecuador. Más allá del análisis técnico, arquitectónico y constructivo de los proyectos, el hecho de que estas entidades emitan el certificado de conformidad garantiza la legitimidad del proyecto y la formalidad con la que el promotor opera su empresa.

Pero, ¿cómo verificar si el proyecto cumple con este requisito? Ventajosamente la Entidad Colaboradora del Colegio de Arquitectos de Pichincha decidió facilitar la vida del comprador creando el Sello de Certificación de Proyectos, para que el constructor lo muestre en todas las piezas promocionales que presenta al público. De esta manera, el potencial comprador puede diferenciar las construcciones que han superado los requisitos que certifican que los planos cumplen a cabalidad con la normativa vigente. Cabe resaltar que este sello no solo reconoce la formalidad de los constructores, sino que aporta a la comunidad en términos de desarrollo urbano y seguridad de las edificaciones.

Proyectos Certificados - Revista Clave!

Para evitar falsificaciones de este sello se han tomado medidas de seguridad y se ha incorporado un código QR que almacena datos, y puede ser leído mediante una simple aplicación para teléfonos móviles. Con solo activarla se despliega toda la información del proyecto al que la certificación corresponde, incluso de Licencia Metropolitana de Construcción, más conocida como permiso de construcción, además de información técnica en detalle y los contactos comerciales del promotor.

Busque este sello en los proyectos que encontrará en la Feria antes de entregar su dinero, pues el contrato para expositores especifica que podrán ser vendidos exclusivamente aquellos proyectos que cuenten con esta certificación. Recuerde que si el proyecto no ostenta este sello, es probablemente porque está en trámite el proceso de aprobación, y exclusivamente podrá anotar sus datos para contactarlo una vez que el requisito se haya cumplido.

Tomar estas precauciones y verificar todo cuanto está a nuestro alcance es determinante a la hora de tomar la decisión de invertir en vivienda. Pero también es importante que el potencial comprador procure contar con asesoría legal para revisar el texto de la promesa de compra-venta, y que esté al tanto de pequeños detalles que son de radical importancia. Posteriormente debe estar pendiente del avance de obra y del cumplimiento de los detalles pactados con el constructor. Esto ya no es competencia de las entidades colaboradoras ni de los organizadores de la Feria, es responsabilidad del comprador.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario