Galápagos

PARTE II

Por: María Gracia Banderas

Existen tesoros en el planeta, unos más conocidos que otros; unos al alcance de muchos viajeros, y otros un poco más apartados. Lugares que invitan a fotografiar maravillosos paisajes y otros a observar excéntricos ejemplares de fauna.

Es un hecho que alrededor del mundo Ecuador es reconocido por las Islas Galápagos, declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad, hace aproximadamente cuatro décadas, por la Unesco.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Jonathan Green / FCD

No solo es su entorno que da la sensación de pisar un paraíso encantado que ha sido protagonista de innumerables historias, sino que se trata además de una reserva marina y de biósfera, escenario de asombrosos atardeceres, playas blancas, rojas y negras cuya agua deja ver pequeños peces de colores realizando nado sincronizado en su orilla.

Este es nuestro tesoro. Un lugar milenario que ha vencido al tiempo, que permite a quien se atreve a mirar un poco más allá la perfección hecha materia, hecha naturaleza.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

Como se había relatado en la edición anterior, la Fundación Charles Darwin (FCD) ha trabajado durante varias décadas, “en estrecha colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), la principal autoridad ambiental del Gobierno en la provincia; contribuyendo a la protección de los recursos naturales de las islas y proporcionando resultados científicos para la conservación de este laboratorio viviente”, manifiestó Arturo Izurieta, Director Ejecutivo de la (FCD).

Charles Darwin II - Clave Turismo

Las Islas Galápagos cuentan con una riqueza marina inigualable debido a la confluencia de distintas corrientes marinas que propician la vida de variedad de organismos. Las corrientes de Humboldt, de agua fría que llega desde la Antártica con aguas ricas en nutrientes; la de Cromwell, rica en oxígeno y en nutrientes; la cálida de Panamá, y la del Niño, implican la suma de factores que favorecen una biodiversidad digna de admiración.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

“Los tiburones, rayas y la abundancia en volumen de especies de profundidad y pelágicas, como cardúmenes de palometas, pargos y hasta orcas”, son de los grandes atractivos para el turismo marino, manifiesta Arturo. Por ejemplo, entre las islas Darwin y Wolf se creó en 2016 un Santuario Marino, que cuenta con la mayor abundancia de tiburones reportada en el mundo, entre ellos tiburones martillo, especie considerada en peligro de extinción o tiburones ballena en estado de gestación.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Jonathan Green / FCD

Según un estudio realizado por el Dr. Pelayo Salinas de León, de la Estación Científica Charles Darwin, y Enric Sala del programa Pristine Seas de National Geographic, la biomasa promedio de peces es de 17,5 toneladas por hectárea, el doble de la segunda área reportada con gran abundancia de estas especies en Costa Rica. Por su parte, en esta zona está presente el último arrecife de coral de la reserva marina de Galápagos.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

Otro estudio realizado por National Geographic Society’s Pristine Seas Project y la Universidad de California, Estados Unidos, estimó que cada tiburón en Galápagos representa alrededor de $5 millones durante su vida; en relación al turismo que fomenta principalmente alrededor de la industria de buceo.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Galápagos es un lugar susceptible, por lo que se ha destinado únicamente el 1% del área terrestre y menos del 0,001% del área marina para visita, según afirma Arturo. Estos porcentajes suman un total de 160 puntos de visita que engloban riqueza en paisajes y exponen cientos de especies.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

“Con el crecimiento de las operaciones de turismo el Parque Nacional Galápagos estableció itinerarios en los sitios de visita, además de la obligatoriedad del acompañamiento de un guía a cada grupo de turistas. Ahora una embarcación (en especial los hoteles flotantes), cuenta con itinerarios de 15 días, es decir, la semana ‘A’ va por este circuito y la ‘B’ por aquel, así el impacto de una misma embarcación se da únicamente dos veces al mes. Cada embarcación tiene temporalidad en cada sitio para que no se junten con grupos de pasajeros de otro barco.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

De esta manera se reduce el impacto por el uso frecuente de los lugares de visita”, manifiesta el Director Ejecutivo de la FCD. En aquellas visitas se recorren los puntos más representativos de las Islas, en los que se observa magnífica flora y fauna.

Charles Darwin II - Clave Turismo

Foto: Ministerio de Turismo

El conocimiento acerca de las labores de protección que realiza la FCD, contribuye significativamente en el aporte de capital humano y económico, puesto que la gestión realizada por la Fundación se basa en donaciones. La FCD, lleva trabajando en Galápagos desde 1959, proporcionando conocimientos científicos y asistencia técnica para asegurar la conservación.

Artículos Relacionados