Por: Alegría Guarderas

Mujer profesional, exitosa, dinámica, saludable, y dedicada a su familia y carrera. Así es María Mercedes Castro. Su ideal de felicidad es vivir en paz y disfrutar de sus tres hijos, José Ignacio, Anabella, y Juan Esteban, junto a su esposo Patricio. “Quienes me roban la pasión del todo, por supuesto, son mis hijos y esposo. También me apasiona mi trabajo, me encanta lo que hago”, comenta.

La vivienda de María Mercedes es un claro reflejo de su personalidad: llena de vida, pura pasión. Está dentro de una urbanización pintoresca, donde se puede respirar aire puro, escuchar el cantar de las aves, disfrutar del esplendor de la naturaleza que la rodea, y sobre todo donde se percibe un ambiente tranquilo. Este mágico y encantador lugar se llama “La Viña”.

Despúes de bajar por unas cuántas calles empedradas llegamos a una residencia de ensueño, como si hubiese sido sacada de una pintura. Es una casa de estilo inglés, de 650m2, diseñada por Lucía Miño y construída por su hermano Hernán Miño, en un terreno de 1.350m2.

_mg_4889

El clima cálido, el entorno campestre y la seguridad son algunas de las principales razones por las que María Mercedes y su esposo escogieron esta localidad para su vivienda. “Nada se compara con la calidad de vida que tenemos acá, la tranquilidad en la noche no tiene precio. No importa el tiempo que tenga que invertir en desplazarme a Quito para ir al trabajo. Vale la pena”.

La casa fue construída principalemente con ladrillo. En su interior los materiales que predominan son madera y mármol. Las ventanas son pequeñas, cuadradas y con bastidores, características propias del estilo inglés. El tallado de la puerta principal brinda una especial sazón de elegancia.

_mg_4819

Tiene cuatro cómodos dormitorios, tres ubicados en el segundo piso junto a una cálida sala de estar, y el último en el primer piso, junto a una amplia cocina, comedor y otra sala. En la parte exterior no podía faltar el porche junto a un cuarto de juegos. Este espacio en particular, comenta María Mercedes, es el favorito de los hombres de la familia. “Aquí ven todos los partidos de fútbol y comparten muchos momentos padre e hijos”.

La decoración de interiores es otra afición de María Mercedes. Al momento de comprar la vivienda se apersonó y plasmó su personalidad en cada detalle. “La decoración de la casa es obra mía; me asesoré con expertos pero tomé todas las decisiones.” El arquitecto Cristian Castillo fue quien diseñó todos los muebles a la medida.

img_5086

Cada adorno añade belleza artística al hogar. Encontramos antiguedades, como un espejo hecho en pan de oro; esculturas modernas en forma de mujeres, y candelabros de cristal. Finalmente llegamos a un rincón místico con ornamentos de origen oriental. Todos estos elementos dan un toque muy personal, acogedor y llamativo a cada espacio.

El comedor es decorado con un vibrante espejo rectangular de cuero comprado en Adriana Hoyos. Las lámparas de toda la casa son antiguas y emiten una cálida iluminación. Los cuadros son modernos, contemporáneos, y en todos ellos predominan los colores rojo, naranja, fucsia y verde, que llenan de vida al hogar. “Mi estilo es ecléctico; me gusta la combinación de las antiguedades con cosas modernas”, añade.

_mg_4998

Las autoras de la mayoría de pinturas son Lulú Pérez, Pilar Emanuel, Lorena Herdoíza y Cristina López, amigas cercanas de María Mercedes. “Me gusta apreciar el trabajo de la gente que tengo alrededor. Pienso que son unas excelentes artistas y me encanta tener algo de ellas en mi casa”. La alfombra en la entrada fue adquirida en Argentina. Es de aquellas pintadas sobre piel de res.

Destaca la anfitriona que las características de la decoración son los contrastes creados entre los colores del mobiliario y adornos. En interiores los sillones y mesas son en gamas de color café con paredes en tonalidades neutras, mientras que los demás elementos decorativos, como la tapicería de los muebles, tiene tonalidades rosas, fucsias y moradas; varias paredes en la casa están adornadas con papel tapiz de aire clásico, que también va de la mano con el estilo inglés.

_mg_5025

Los exteriores de la casa merecen capítulo aparte. El porche, ese lugar que se ha convertido en el favorito de María Mercedes y su familia, está decorado con muebles de mimbre pintados en blanco y tapizados en tonalidades celestes. “Me encanta disfrutar de una rica parrillada, de un buen vino y excelente música junto a las personas que quiero”. La parrilla, chimenea y piscina complementan esta maravillosa zona que está rodeada por amplias áreas verdes, donde incorporó un pequeño huerto para obtener alimentos orgánicos para consumo diario. Todo es parte del estilo de vida saludable que lleva. La casa se ubica junto a una gran quebrada, al fondo de la cual corre un sonoro río cerrando el círculo para engreir los sentidos.

Otro rincón muy especial es la terraza del dormitorio máster que cuenta con pérgola y jacuzzi. “El fin de semana trato de relajarme y dejar atrás la vida agitada que llevo de lunes a viernes. Disfruto del jacuzzi con mi familia, incluso a veces con mis amigas íntimas. Pasamos momentos súper agradables. Tenemos una clásica celebración de jacuzzi navideño que se ha convertido en tradición para esa época del año”, comenta.

_mg_5074

Es admirable el balance y equilibrio que mantiene entre su vida personal y profesional, sin descuidar ninguno de esos dos aspectos. Inició a los 16 años en un programa musical que era transmitido en un canal local; actualmente conduce un magazine radial y es presentadora del noticiero de un nuevo canal de televisión local. “Todos los días continúo aprendiendo. Es muy enriquecedor”, concluye.

El deporte es un pilar fundamental e indispensable en su estilo de vida y no falta en su rutina diaria. “El ejercicio da mucha disciplina y enfoque”, resalta. Los fines de semana corre en El Chaquiñán. “Es mi espacio de meditación activa porque voy a correr y me olvido del mundo”, añade. Además, dos veces por semana es instructora de cycling.

_mg_5030

Como complemento a su rutina deportiva, María Mercedes es muy disciplinada en su alimentación y considera que “el 80% de lo que uno quiere conseguir con su salud tiene que ver con la alimentación. Los desajustes son por no hacerlo de manera adecuada”.

_mg_4822

A la par de sus actividades cotidianas, se da tiempo y estudia bajo la modalidad en línea para obtener una certificación en Nutrición, en el Institute For Integrative Nutrition (IIN) ubicado en la ciudad de Nueva York. “Lo más importante que estoy aprendiendo es la bio individualidad. La nutrición que es buena para ti, no es buena para mí. Hay que probar varias opciones basadas en lo que te gusta y en lo que es bueno para tu organismo. No es una camisa de fuerza. Uno debe alimentarse con lo que se siente cómodo, bajo ciertos lineamientos que un profesional recomienda. Podemos comer sano, y rico”.

_mg_5038

Tuvimos la suerte de que nos comparta uno de sus secretos: la receta de un delicioso batido sin azúcar, hecho a base de leche de almendra, yogurt griego natural, una variedad de frutos rojos, y cereal a elección que puede ser quinua, amaranto o avena. Lo disfrutamos mucho, tanto como conocer sus espacios personales y descubrir a María Mercedes, una mujer multifacética.

Hacer Comentario