Decorando rincones con estilo

Por: Fanny Lilyana Merchán

Conocer y conversar con Érika Scheel fue una experiencia grata, enriquecedora y relajante. Su suave tono de voz, delicadas palabras y sensibilidad absoluta hicieron que la entrevista dure más de lo pensado y salgan a relucir emociones inesperadas.

Érika puede hacer gala de múltiples virtudes, pero su sencillez, autenticidad y transparencia la hacen alguien mucho más especial. Su último trabajo como diseñadora de interiores, el que captamos en estas imágenes, refleja mucho de sí misma.

_MG_0514

Erika Scheel de Gómez

Se trata de una remodelación total en un departamento de 250m2, ubicado en el edificio La Esmeralda, en Samborondón. La petición de sus clientes fue cambiar la imagen, redistribuir y adecuar los espacios a las nuevas necesidades de la familia, que en un principio era de dos y ahora es de cuatro miembros.

Érika comenta que el porcelanato del piso se conservó, pero el arduo trabajo incluyó tumbar algunas paredes para obtener mayor amplitud en los ambientes y realzar otros aspectos de la decoración. “Cambiamos las puertas y los colores de las paredes, antes tenían tonos más fuertes y hoy por hoy la tendencia se inclina por los colores más neutros. En cuanto a la construcción, se cambiaron los tumbados, tubería y luminarias. En resumen, se reemplazó todo. Fue un pedido especial de mis clientes, quienes tuvieron que alquilar un departamento durante los dos meses que duró la remodelación”.

_MG_0543

El área de la sala es, a su criterio, el eje central del departamento, “sobretodo porque creo que realmente ahí la familia puede compartir un ambiente agradable, con sus amigos, parientes e invitados. Es un sitio elegante, pero a la vez un lugar de distracción”. Ahí encontramos dos sofás en forma de L, uno frente al otro, ideados en función a comodidad y funcionalidad. “A esta familia le gusta mucho recibir visitas, pensando en eso se hicieron los muebles para una mayor conexión, socialmente hablando. La mesa de centro, un puff cuadrado, una consola con espejos, son algunos de los detalles que dan un toque particular a este ambiente, en el que se mantiene un estilo contemporáneo”, agrega.

_MG_0597

Frente a esa singular sala nos topamos con una mesa redonda de ónix concebida para reuniones de trabajo o juegos de mesa. Un gran ventanal nos llama la atención, cuya maravillosa vista da al Parque Histórico. En la pared, nuestra mirada se encuentra con cuatro cuadros del escultor y pintor cuencano Edgar Carrasco, y nos sorprende descubrir que, a la vez, son puertas corredizas tras las que se esconden la televisión y el equipo de audio y video instalado. A la izquierda se optimizó el espacio con unas repisas y un minibar, también en ónix.

_MG_0587

Del otro lado está el comedor principal, donde se reubicaron las paredes, una de ellas con un enrejado metálico, y junto a esta, una puerta corrediza integra el ambiente con otro comedor que la familia utiliza diariamente, y que está cercano a la cocina.

_MG_0634

Érika manejó los tres ambientes -sala, comedor y family room-, en colores neutros con énfasis en los grises y metalizados. Tanto la arquitectura como la decoración se inclinan a lo contemporáneo con detalles clásicos en los muebles. En cuanto a los dormitorios, el máster refleja modernidad y elegancia. La habitación del hijo menor se lleva una mención especial. Sus paredes con detalles y acabados en yeso sorprendieron gratamente a este joven integrante de la familia. Repisas irregulares y minuciosos detalles aportaron alegría e informalidad. “Utilizamos madera, combinamos colores -como la gama de grises y azules- y añadimos detalles en rojo”. El cuarto de la hija es un espacio principesco con una cama imponente, detalles en los espejos, papel tapiz en el espaldar y colores en tonos champán.

_MG_0630

Al preguntarle sobre los materiales utilizados, Érika muestra afinidad con ónix, madera con enchape de eucalipto y acabados con laca poliéster para lograr ese brillo que se usa hoy en día. Además, “usamos metal en diferentes tonos y detalles en bronce y plata”. Los muebles fueron fabricados por Studio Design, que forma parte de la empresa familiar Scheel Constructores, en la que junto a su papá -el ingeniero civil Alfredo Scheel- y sus primos, ofrecen todos los servicios, desde los planos iniciales hasta el diseño y decoración interior para construcción de una vivienda o área comercial.

_MG_0643

Siempre relacionada con el mundo de la construcción, Érika creció entre planos y obras gracias a su padre, quien es su mayor ejemplo y más grande inspiración. “Él es mi todo… lo amo; soy hija única, así que soy muy pegada a él…”. Sus ojos denotan emoción al mencionarlo y las palabras sobran. Damos por hecho, en silencio, que él es el mejor y el más admirable súper héroe en la vida.

_MG_0640

El trabajo se convierte en labor de equipo cuando su mamá entra en escena y nos cuenta que ella, sin ser decoradora de profesión, ha explotado su buen gusto y siempre ha estado involucrada en este ámbito, lo cual hace que el negocio familiar sea un buen pretexto para compartir no solo trabajo, sino también tiempo.

Érika, actualmente casada y madre de tres hijos, cuenta con más de 18 años de experiencia en el diseño y decoración de interiores. Sus primeros estudios los realizó en el Instituto Tecnológico Eurodiseño y posteriormente hizo una maestría en Roma, Italia. Muy joven, con la motivación y apoyo de sus padres, abrió la mueblería Studio Design con la que se dio a conocer. Lo que más disfruta hoy es la decoración de viviendas familiares porque le gusta conocer las necesidades de sus clientes para satisfacer con su trabajo las expectativas de quienes acuden a ella en busca de excelencia. “Hacer clic con el cliente es necesario para que todo pueda fluir, y para eso hay que conocer sus gustos, afinidades, personalidad y día a día. Tratar con gente maravillosa que afortunadamente siguen siendo mis clientes es una de las mayores satisfacciones que me ha dado mi profesión”, añade con emoción.

_MG_0622

En su estilo realza lo elegante, no le gusta lo recargado y su prioridad es tratar que cada obra refleje el gusto del cliente. “Es fundamental que quien viva en ese nuevo lugar se sienta a gusto, cómodo, y que disfrute todos los espacios de forma funcional”.

_MG_0591

Para finalizar le pedimos algunos consejos acorde a las nuevas tendencias en cuanto a decoración y nos explica que para este 2017 el color de moda será el verde. “Desde el verde limón hasta el verde esmeralda, se los puede usar en toda la decoración o solo en ciertos detalles. Mi recomendación particular en el caso de los muebles es darle énfasis a los almohadones, ya sea de los colores señalados o con texturas. Es una opción muy conveniente que aporta vida y transforma cualquier ambiente en un sitio acogedor”. Érika es de la filosofía de que todo se puede re-utilizar, transformar o darle un toque contemporáneo con tan solo agregar ciertos detalles. Es cuestión de creatividad y de encontrar la ubicación perfecta en un espacio determinado.

_MG_0629

El encuentro se hizo corto y el diálogo siempre se mantuvo ameno. El reloj nos apuró, pero nos marchamos con la sensación de haber conocido a una profesional intachable y a una persona en cuyas manos no dudaría en poner mi casa.

Hacer Comentario