Pablo Falconí Castillo – Registrador de la Propiedad

Por: María Gracia Banderas

El año culmina. El compromiso con la ciudadanía y el espíritu de servicio se ponen en evidencia al hacer un recuento de la gestión realizada durante este 2016, para que más quiteños accedan a los servicios del Registro de la Propiedad.

Pablo Falconí Castillo, conversa con CLAVE! a cerca de los avances y logros que la institución a su cargo ha tenido durante el transcurso del año.

¿Cuáles son los resultados del proceso de digitalización de actas?

Hemos concluido por completo la digitalización de las actas del Registro de la Propiedad, fueron aproximadamente diez mil libros y más de dos millones de actas. Esto permite la conservación de los libros físicos, y evidentemente repercute en mayor agilidad y rapidez en el despacho de los requerimientos ciudadanos. No es lo mismo que se trabaje con un solo libro que con un proceso que permite el ingreso y trabajo simultáneo de varios funcionarios. Contamos con un sistema bastante robusto y estamos realizando las pruebas pertinentes para que la operación, que iniciaría a principios de 2017, sea exitosa y brinde toda la seguridad jurídica pertinente.

¿Se ha realizado algún tipo de plan piloto?

A manera de prueba, y para que los ciudadanos empiecen a adaptarse a los servicios que proporcionaremos, a mediados de año sacamos un sistema de certificación en línea; y se están emitiendo los certificados de gravámenes digitalizados y desmaterializados con firma electrónica. Hemos trabajado con un grupo de abogados de servicios corporativos, quienes laboran con empresas grandes como inmobiliarias o bancos, para que procedan con la utilización de certificados en línea y esta manera verificar el funcionamiento de la plataforma a implementarse.

¿Estos certificados cuentan con la respectiva validez jurídica?

Sí, cuentan con validez jurídica en todos los ámbitos. Para esto tuvimos reuniones previas con notarios de tal manera que ellos acepten los documentos; y también nos reunimos con los departamentos jurídicos de los bancos para explicarles el funcionamiento del sistema y cómo deben ser manejados los certificados.

Pablo Falconí Castillo, Registrador de la Propiedad (E)

Pablo Falconí Castillo, Registrador de la Propiedad (E)

¿Habrá aceptación de estos servicios electrónicos por parte de la población?

Esta prueba piloto ha contado con mucha acogida. Las personas están acostumbradas a recibir un papel, pero poco a poco tendremos que ayudarles a que interpreten y manejen de mejor manera estos nuevos servicios que garantizan mayor seguridad jurídica.

¿De qué manera será mayor la seguridad jurídica?

Se envía al usuario un código de verificación que luego será ingresado en la página del Registro de la Propiedad, accediendo al documento en línea en la que se podrá verificar si, por ejemplo, un determinado bien inmueble cuenta con algún tipo de gravamen o impedimento.

¿Estos documentos pueden ser susceptibles de alteración?

No, porque el código te enviará a una página y documento físico determinado que cuenta con las seguridades de la firma electrónica, que está avalada y cumple con las reglas designadas por el Banco Central y la Ley de Comercio Electrónico, que es el sustento legal.

¿Cuáles son los servicios que ahora ofrece la página web?

Es informativa. Se expone también la opción de petición de certificados, y a modo de prueba piloto, se emiten los certificados de gravámenes en línea. Este año hemos incrementado casi en un 100% el número de visitas a la página web.

¿Cuál era la modalidad de entrega que se utilizaba?

Lo hacíamos a través de un servicio puerta a puerta. Emitíamos el certificado de gravámenes mediante la petición en línea y lo enviábamos al domicilio del solicitante, implicando esta dinámica un mayor costo en recursos y tiempo. Con la emisión de certificados en línea, el ciudadano no verá la necesidad de moverse de su hogar, los recibirá en su correo electrónico.

¿Y los resultados en la entrega de trámites?

En la dirección de certificaciones y de inscripciones que son las de mayor demanda, se han emitido hasta el momento 236.352 certificados, mientras que trámites de inscripción para revisión legal se han realizado 66,833.

¿Se evidencia reducción en los tiempos de gestión?

Hemos mejorado en los tiempos internos, pero como estamos a puertas del cambio, todavía no se han reducido los tiempos hacia afuera. 

_mg_1654

¿Cuáles son los cambios puntuales que se ofrecerán?

Actualmente se trabaja con base en un folio personal, es decir que la información de un bien es anclada a determinada persona, implicando el uso de varios libros para la emisión de información (libro de hipotecas, libro de demandas, etc.). Vamos a emigrar hacia un folio real, en el que la información estará relacionada al inmueble y con base en un sistema informático, es decir que toda la información referente a ese inmueble podrá ser verificada en un mismo lugar. La emisión de certificados que hoy toma cinco días laborables, tomará solo uno. Se espera la creación de 600 folios diarios, que es la demanda de certificados que se tiene por día, pues la información será subida al sistema a partir de la demanda particular.

El Registro de la Propiedad se ha hecho presente con sus oficinas móviles…

Sí, es una decisión del Alcalde que todas las instancias municipales nos acerquemos a las comunidades rurales y que atendamos a los ciudadanos cerca de sus residencias, para que no tengan que trasladarse largas distancias para realizar las gestiones necesarias.

También han brindado capacitaciones…

Sí, lo hacemos con las comunidades por ejemplo y, además, este año capacitamos a los estudiantes de derecho de la UDLA acerca de los servicios registrales, para que la asesoría que brinden a sus futuros clientes sea la más adecuada.

A modo de comparación con la gestión realizada en 2015, ¿cuáles son las mejoras más evidentes?

El año 2016 se resumiría en un período de transición y de capacitación interna de primer nivel para el personal. El cambio hacia el ciudadano no es todavía palpable, pero la forma de trabajo es más segura y eficiente. Los tiempos de espera en ventanilla se han reducido de 5 minutos con 37 segundos a 2 minutos con 54 segundos, y seguimos mejorando.

Hacer Comentario