Por: Lorena Ballesteros

María Isabel Salvador es una mujer que por su formación académica, su experiencia profesional y sobre todo su esencia, conecta perfectamente con el entorno que le rodea. Ella entiende que un paisaje está conformado por una conjugación armoniosa de lo material y lo natural, donde lo verde puede prevalecer si se sabe cómo manejar su protagonismo.

Se licenció en Diseño de Parques y Jardines en la Universidad de Palermo en Buenos Aires. Una carrera que para entonces todavía era desconocida en el medio ecuatoriano. Decidió por este camino porque su vocación era el diseño y quería complementarlo con su pasión por la flora y el campo. Desde que comenzó a estudiar ya se vinculó con el entorno paisajista. Cada vez que regresaba a Ecuador por vacaciones diseñaba un jardín. Se concentraba en su concepción: planos e indicaciones para ejecución. Así adquirió experiencia durante su época de estudios, algo que valió la pena, pues apenas se graduó ya obtuvo trabajo en un vivero muy reconocido en Capital Federal.

_mg_9770

Esto marcó su especialización. Ahí aprendió sobre manejo y cultivo de plantas ornamentales y diseño, y cuidado sobre macetas. Con el paso de los años, María Isabel ha vuelto a trabajar de manera independiente. Sabe de diseño de macetas como pocas personas en el país, y puede asesorar a sus clientes sobre diseños a escala pequeña en balcones y terrazas. Entre sus más recientes trabajos está el jardín vertical de un reconocido restaurante de Quito. También diseña y mantiene jardines horizontales en varias urbanizaciones y jardines particulares en la ciudad.

¿Cuál es el significado del paisaje?

Es todo el entorno que vemos. Están los paisajes naturales conformados por montañas, fuentes de agua, flora y fauna, etc.; y, los paisajes creados por el hombre, refiriéndome a las urbes con sus edificios, su gente, sus costumbres, su medio de transporte, etc. Cada espacio que contemplamos es un paisaje, y somos parte suya. Para mejorar nuestra calidad de vida es necesario mantener un equilibrio de lo natural en relación al crecimiento urbano.

¿Cómo establecer ese vínculo entre arquitectura y paisaje?

La arquitectura se dedica al diseño y construcción de espacios para el desarrollo de las personas; a diferencia, el paisaje es el medio natural que nos abastece de recursos necesarios para vivir. La arquitectura del paisaje es el vínculo que permite armonizar la arquitectura con el espacio natural dentro de un contexto social, para mejorar la vida en una urbe.

_mg_9644

¿Cómo se crea un entorno natural adecuado?

Un paisajista planifica los espacios exteriores con criterio de diseño para una mejor convivencia y calidad de vida, aportando a la estética del lugar. Para crear un entorno natural adecuado, partimos de observar y estudiar un determinado espacio, para mejorar todos los aspectos visibles y funcionales que requiere tal lugar, siempre con responsabilidad ambiental.

¿Qué elementos se utilizan para alcanzar ese entorno adecuado?

Todo material vegetal que califique con el espacio donde se encuentra. Las plantas ayudan a disminuir la contaminación, atraen vida silvestre, además sirven como barreras visuales y de sonido. También hay que tener en cuenta el relieve del terreno, las fuentes de agua, las rocas. Todo se va armonizando, y finalmente hay que confluir con los elementos creados por el hombre, como son los edificios, puentes, caminos, elementos de decoración e iluminación artificial. Un paisaje no es únicamente un espacio para contemplar, es el medio que nos permite armonizar la arquitectura con el contexto social y natural.

_mg_9773

Hablamos de crecimiento urbano, quizá desmedido. ¿En este contexto, los jardines verticales son muy importantes?

A partir del rápido crecimiento de las urbes y los espacios limitados que esto genera, se crea la necesidad de incorporar espacios verdes que se adecúen y se integren a las edificaciones. Por su belleza y numerosas bondades, existe una gran aceptación y demanda por los jardines verticales. Los beneficios a nivel ambiental de estos jardines es que generan oxígeno, absorben partículas de polvo, reducen la temperatura ambiental y retienen el agua lluvia. Es una solución sustentable para el edificio que lo soporta ya que funciona como aislante térmico y acústico. Al mismo tiempo, un jardín vertical sirve como refugio para aves e insectos, es un aporte de salud y vida, más allá de que sean estéticamente atractivos.

_mg_9686

¿Cómo se diseña un jardín vertical?

Existen varios factores a considerar al momento de diseñar un jardín vertical. El primer factor es la ubicación del jardín, esto permite planificar y diseñar con el sistema adecuado para que las plantas puedan adaptarse a las condiciones externas que enfrentarían, para así garantizar que el desarrollo y perdurabilidad sean exitosos.

¿Qué se requiere para que el espacio sea óptimo?

El jardín vertical puede estar en interiores o exteriores, en cualquiera de los dos casos es conveniente contar con buena iluminación, aireación, sistema de riego, y que la elección de plantas sea la adecuada. Los sistemas de jardines verticales pueden ser modulares, de sustrato liviano o hidropónicos. En ambos casos es necesario contar con sistema de riego automatizado. Para lograr un buen diseño es necesario conocer la forma y crecimiento de las plantas a utilizar, para ubicarlas correctamente de tal manera que cuando crezcan, no estén obligadas a competir entre ellas por espacio o por captar luz.

_mg_9748

¿Qué otras técnicas o estilos te distinguen?

Me dedico también a plantar kokedamas. Esta es una técnica japonesa que se basa en plantar sin maceta. La planta es sembrada dentro de una esfera envuelta con musgo y funciona muy bien como elemento decorativo. La técnica la aprendí en Argentina. Al poco tiempo de mi regreso participé en una feria con los kokedamas, y me di cuenta que nadie los había visto, no habían escuchado sobre ellos, así que creo ser pionera en la ciudad. Luego vi kokedamas a la venta en una empresa en Guayaquil, no sé si ellos son pioneros en su ciudad.

¿Para qué espacios se utiliza los kokedamas?

Son elementos decorativos al igual que una maceta. Se caracterizan por su aspecto moderno y sencillo. Pueden ser utilizados como colgantes o sobre una base que acentué su valor ornamental. Son ideales para decorar y dar vida a un ambiente, a paredes, en centros de mesa, oficinas o cualquier otro espacio.

_mg_9662

¿Son fáciles de mantener?

Es muy sencillo. Hay que considerar la ubicación de la planta para determinar la frecuencia del riego, por lo general una vez por semana es suficiente. Para regarlos hay que sumergir la esfera dentro de un envase con agua durante 10 minutos, dejar escurrir el agua sobrante y se lo vuelve a colocar sobre su base o se lo cuelga nuevamente. Aparte del riego, el mantenimiento es igual al de una planta en maceta, hay que limpiar el polvo de las hojas, eliminar hojas secas y flores marchitas. El musgo puede requerir de mantenimiento después de varios años.

También en Argentina aprendiste sobre diseño en macetas, ¿mantienes esa dirección?

Tengo un emprendimiento con mi hermana Daniela. Creamos la marca Cuica Paisajismo. Iniciamos con macetas pintadas, y actualmente estamos innovando haciendo nuestras propias macetas en distintos materiales como madera, piedra, concreto y metal. Hemos participado en varias ferias y hacemos trabajos personalizados.

¿Son macetas personalizadas a cualquier tamaño?

En ferias ofrecemos macetas pequeñas con variedades de cactus, suculentas o especies con flores. Cuando se trata de pedidos personalizados nos adaptamos a lo que requiera el cliente, tanto en tamaño, estilo, material y especies vegetales a utilizar. En la información que proporcionamos está el nombre científico de la planta, el nombre común, su ciclo de floración y sus cuidados.

Hacer Comentario