Christian Wiese
QUITO

Por: Ebisael Cruz
Noviembre-Diciembre, 2015
_MG_7381_20151120115531

Christian Wiese

Através del tiempo el ser humano se ha cuestionado ¿qué es el hogar? Las respuestas varían desde un resguardo para cobijarnos del medio natural, un nicho donde sobrevivir, un espacio techado donde convivir o un lugar que proporciona intimidad para desarrollar actividades cotidianas, hasta una “máquina para vivir” que siempre estará caracterizada por las circunstancias de un momento determinado.

Hoy día sigue siendo un tema cuestionable, relevante e interesante. Así surge esta conversación con Christian Wiese, uno de los más reconocidos arquitectos ecuatorianos contemporáneos, que ha sido ganador de premios nacionales e internacionales por sus admirables obras. Él se distingue por la jovialidad propia de su lado latino, que en perfecta combinación se adapta a la precisión que le brinda su ascendencia alemana.

Dejando de lado los múltiples mega proyectos en los que Christian ha intervenido, de los cuales hemos dado cuenta en anteriores ediciones, hoy lo abordamos desde la intimidad de su morada para descubrir su concepto de hogar, y otros aspectos íntimos evidenciados en su residencia.

_MG_7346_20151123095413

María Caridad Dávalos, María del Mar Wiese, Christian Wiese, Mathías y Andrés Vásconez

¿Qué tal la experiencia de ser el dueño y el arquitecto de la casa?

Aquí es cuando descubres realmente que el hogar es ese templo donde se desarrolla la espiritualidad familiar que en algún momento fundas. Dentro de ese proceso fundacional hay que comprender, y complacer, los aspectos que has acordado en pareja para el establecimiento del hogar. Mi esposa escogió este lote de topografía complicada, difícil de manejar para un arquitecto, pero no pude expresarle mis reservas. Fui el hombre que funda su hogar, ese que recibió de mejor manera el encargo. Más allá del arquitecto que hace su morada, se trata de la persona que, apoyado por su esposa, conforma una familia y crea su hogar único, expresivo. Es ella, mujer y esposa, quien sigue confiando y apoyándome en los retos mayores de la vida. Esto fue una muestra de que a su lado todo es posible, y ahí tienes la motivación logística de la formación del hogar. Fundas un hogar apasionadamente, creyendo en tu pareja. Después entra “el arquitecto” atendiendo problemas técnicos constructivos.

CASA_WIESE_4_20151123095831

CASA WIESE


¿Cuál es la composición técnica, material, y organizativa de la casa?

La casa en principio se asoció con la visión de un puente, generando algo más que una casa sobre el terreno. Es una estructura vista, en hormigón, enmarcado en su carácter sismo resistente, que juega con múltiples volumetrías. Esto me recuerda que la arquitectura es lo que está encima de la tierra y debajo del cielo. Esta casa flota sobre el terreno, creando un anhelo espiritual de estar resguardada del mundo terrenal, protegiéndose de él mediante lo espiritual, centrando su espacio en el aire, técnicamente sobre pilotes, pero teóricamente lo conviertes en un templo flotante. La composición organizativa hace referencia a museos del siglo XIX, donde hay un espacio principal que permite comprender la totalidad. En este caso es un espacio de doble altura desde donde ubicas los demás componentes.

_MG_7462_20151123100249

¿Con qué zonas de la casa se identifican mejor?

Creo que María Caridad y yo nos identificamos con las vistas, la posición del sol, el horizonte, el cielo y las montañas, más que con el espacio per-se. Tener este lugar de contemplación es nuestro concepto. Aquí disfrutamos ver a nuestra hija María del Mar como si estuviera en una obra de teatro. Ella vive entre tramoyas, permanentemente cae un telón y sube otro, en cada espacio donde juega, se divierte y crece. Cada área del hogar tiene una función espontánea. Unos espacios contenidos, otros de lectura, para cosechar… Es una casa dispuesta a ser escenario de vivencias íntimas que permite tener cientos de instantes, y cada lugar tiene su telón de fondo. Su composición itinerante cambia cada instante a través de la luz, expresa emociones y esperanzas cada día. Imagínate una secuencia fotográfica de 24 horas de la casa, el movimiento de esos gestos percibidos a través del día…

_MG_7497_20151123100353

Christian Wiese y María Caridad Dávalos

El juego de luces y sombras, ¿cómo impacta al diseño de la casa?

La única forma de percibir un volumen es mediante el tacto y la luz, y cómo esto genera una imagen. La forma cognitiva de ver el mundo se relaciona con una cámara fotográfica en un juego de iluminación y enfoques. Dentro de esto, es el arquitecto quien trabaja con sombras o luces. En mi caso, soy un escultor que maneja la luz, y me interesan muchísimo estos dos aspectos. Lo complejo es apropiarse de esa iluminación y llenar los espacios con la misma, generando así un hecho escultórico en el volumen. La arquitectura es itinerante, solo a través de la luz la arquitectura es música.

¿Qué de tu esencia capta tu casa?

Mi casa es racional con un componente orgánico que aquí es la luz a través del día. Es ese elemento vivo que estremece todo dentro del hogar. La luminosidad en la residencia genera pinceladas a través de elementos elípticos, estructuras, ángulos, pilares, y del envoltorio, que son sus jardines. En esta casa primó la idea del arquitecto sobre otros aspectos de la profesión. Aparte de esto, mi casa fue completamente sorpresiva, espontánea, con resultados escultóricos generados por complejidades técnicas que siguen asombrándome. Acá heredé los retos estructurales de los edificios que he elaborado anteriormente, por ejemplo, su similitud al puente fue uno de los retos estructurales.



_MG_7452_20151123113559_MG_7468_20151123113722

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

_MG_7427_20151123113833

Andrés y Mathías Vásconez



¿Cómo pensaste la relación de la residencia con su entorno?

Uno diferencia claramente en la temática arquitectónica qué es público y qué es privado. En este caso las dos situaciones no están determinadas por el horizonte sino por el desplazamiento vertical, siendo una casa donde lo público se consigue arriba y lo privado abajo, invirtiendo la concepción espacial típica. Esto es producto de la espontaneidad creativa.

¿Racionalismo orgánico en su máxima expresión arquitectónica?

El racionalismo como lo siento y expreso, lo relaciono con la implantación de ideas transparentes, ordenadas y claras. Parámetros comunes entre múltiples culturas que dan orden a la dignidad de la vida, expresando un anhelo espiritual, donde somos seres racionales distinguidos en cuerpo y espíritu. Dentro de estos puntos nacen mis lineamientos arquitectónicos que posteriormente evolucionan al llamado racionalismo orgánico. Uno pensaría que es una contraposición, pero es un pensamiento que incentiva el desarrollo de apreciaciones originadas mediante técnicas geométricas concisas. Así genero edificios que expresan efusividad escultórica, con gestos racionales que adquieren su carácter único, manteniendo transparencia y precisión; siendo éste el preámbulo para entender el contexto arquitectónico latinoamericano.

¿Cuál fue el criterio en diseño interior e iluminación?

El diseño interior es una aspiración complementaria, generada por la búsqueda de la expresión artística. La casa, más allá de ser el hogar pragmático, tiene una función de contemplación estética que enmarca el paisaje con sus ventanales, y en las paredes dispone de espacio para arte latinoamericano de maestros como Carrasco, Marcelo Aguirre y Corcuera, develando una de nuestras pasiones y haciendo de la casa una galería. La iluminación se abstrae de mi constelación favorita, Casiopea, que resalta los elementos artísticos contenidos aquí.

¿Algo que añadirías a tu hogar?

Creo que ya trascendió de lo arquitectónico a lo espiritual. Sólo deseo más memorias, hijos, saludos y bienvenidas en mi hogar.

Hacer Comentario