Verónica Jarrín
QUITO

Por: Lorena Ballesteros
Marzo 2015 – Abril 2015

_MG_9825_2015041092459

Verónica Jarrín es multifacética e hiperactiva. Conversamos con ella porque presenta una dualidad interesante para nuestros lectores. Por un lado, es presentadora de noticias televisión en el canal RTS, en un programa direccionado hacia inquietudes que la comunidad tiene en relación a su ciudad. Por otro, se desempeña en el ámbito industrial y comercial desde el negocio familiar, cuya planta está ubicada en el Valle de Los Chillos.

Su debut en la pantalla fue en Gamavisión, y más tarde trabajó en Ecuavisa, en el programa Contacto en la Comunidad. Desde entonces se convirtió en la vecina que todos los quiteños querían tener. Compartió y difundió necesidades relacionadas a salubridad y seguridad de varias zonas de la capital, algo similar a lo que hace actualmente en RTS.

Reside en el Barrio Quito Tenis, y sus diarios desplazamientos hacia el canal, y hacia el Valle, le permiten sentir en carne propia las ventajas de los nuevos desarrollos viales, los problemas de la ciudad; y palpar las inquietudes de la gente que vive en diferentes zonas.

“El periodismo de comunidad es extraordinario. Somos un vínculo entre los moradores y las autoridades”, explica. Un servicio indispensable para los ciudadanos que día a día denuncian y exponen sus condiciones de vida. “Me encanta, porque además tenemos una respuesta muy eficiente por parte de las autoridades. Estamos apoyando a construir un país mejor”.

Verónica asegura que las peticiones más comunes de los barrios de Quito están relacionadas con problemas de recolección de basura, alcantarillado, adoquinado o pavimentación de vías y accesos a ciertas zonas, seguridad en las calles, y denuncias de robos o atracos. Entre estos temas hay otros que inevitablemente le han tocado el corazón porque relatan historias humanas que difícilmente pueden pasar inadvertidas. En su condición de madre le cuesta entender ciertos casos de bullying que llegan a dramáticos extremos. “Esto es algo que me deja mal, a veces cuesta comprender que exista ese nivel de agresión y maldad”.

Para Verónica, uno de los mayores retos del periodismo es trascender con la noticia. “Es fácil buscar una condena para los culpables. Pero mandarles a rehabilitación sin que se prevea una recuperación integral no sirve de nada”. Por ello, considera que las autoridades deben trabajar en políticas que ayuden a la rehabil_MG_9762_2015041102354itación, al desarrollo y reincorporación a la sociedad de los adolescentes que cometen delitos.

Está consciente que actualmente el periodismo presenta mayores retos. “Al momento de dar una noticia hay que decir el hecho fáctico y evitar opiniones”. Es defensora de la libertad de expresión y considera que para que exista una comunicación transparente deben respetarse los distintos géneros periodísticos. Por ejemplo, contrastar con varias fuentes cuando se trata de periodismo de investigación, sustentar y sostener opiniones en el caso de editoriales y columnas, o convivir y conocer las condiciones de la gente cuando se trata de periodismo social y de comunidad.

Además de su actividad en Comunicación, Verónica también trabaja en el negocio familiar. Su madre, Susana Tamayo, es la propietaria de la fábrica de chifles Kucker. “Mi madre es la persona que más admiro, ella es una guerrera”. La empresa lleva 25 años en el mercado nacional y ofrece además una variedad de presentaciones que se exportan. Actualmente está por lanzar un nuevo producto destinado a deportistas. La agenda le queda apretada. La fábrica está en el Valle de Los Chillos, por lo que inmediatamente termina su programa de televisión se sumerge en el tráfico para llegar a su siguiente destino. Enhorabuena el viaje a Los Chillos lo hace fuera de horas pico y no encuentra mayor congestión. Sin embargo, no descarta en algún momento mudarse allá.

“Por ahora estoy bien en el Quito Tenis porque me queda muy cerca del canal. Pero seguramente en un futuro viviré en el Valle de Los Chillos. Hay opciones de vías y eso ha contribuido a la descongestión vehicular”. Confía que en el futuro cercano las alternativas de vialidad hacia ese sector continuarán mejorando. No es partícipe de que se implemente la unidireccionalidad hacia Los Chillos, como sucede con el acceso a Cumbayá, hecho que fue anunciado públicamente como una posibilidad a implementarse. “Es mejor que se busquen otras soluciones sin alterar el tránsito vehicular”, sugiere.

Además del trabajo en televisión y el negocio familiar, estudia Leyes a distancia en la Universidad de Loja. “Me gusta el Derecho Penal”, comenta. Con esa vorágine de trabajo y estudios le queda poco tiempo libre para su vida privada, sin embargo, no perdona el ejercicio diario. Todas las noches va al gimnasio, no la detienen ni el tráfico ni las distancias.

_MG_9810_2015041102740_MG_9889_2015041102548























Quienes la miran cada mañana en los noticieros de las 06h00 y de las 08h00 en RTS, eguramente tienen de ella una imagen muy seria y profesional. Pero quienes la conocen más allá de las cámaras, saben que, además de sus cualidades como presentadora de noticias, también es alegre, ocurrida y sumamente extrovertida.

En su tiempo libre lee o sale al parque que está cerca a su hogar, pues en la zona del Quito Tenis hay algunas opciones de espacios verdes. De hecho, entre sus objetivos de 2015 está el reencontrarse con la naturaleza, y para ello se propone disfrutar de los parques para todo tipo de propósitos que existen en el Distrito Metropolitano de Quito.

Es casera y vive sola. Antes de mudarse al Quito Tenis vivía en la Av. González Suárez, al extremo opuesto de la ciudad pero también en un sector residencial, muy seguro y con facilidades de conectividad hacia otras zonas. Seguramente esas mismas características buscará cuando decida mudarse al Valle de Los Chillos.

Hacer Comentario