Por: Caridad Vela
Febrero-marzo, 2013

El Presidente Rafael Correa tiene muy claro lo que debe hacer en Manta. Él es un hombre de mucho trabajo y empuje, visionario al máximo, y apoya el proyecto del Puerto de Aguas Profundas.

Lucía Fernández de Genna

Lucía Fernández de Genna, Presidenta de la Cámara de Comercio de Manta desde hace algo más de ocho años, maneja con enorme responsabilidad sus obligaciones. Su especial atención al sector atunero, actividad en la que está involucrada su familia, le ha merecido el sobrenombre de la “Dama del Atún”.

Manta es la ciudad que la vio nacer. Su potencial de desarrollo la motiva a trabajar día a día, transformando cada reto en una nueva motivación y cada logro en motivo de orgullo. Proyectos de gran envergadura, a la par de obras benéficas, ocupan diariamente su agenda.
Su casa frente al mar, a pocos pasos de las de sus hijos, le proporciona un estilo de vida envidiable. Cinco minutos la separan de su oficina o de cualquier punto importante al que deba llegar, razón suficiente para asegurar que no cambiaría su vida en Manta por nada en el mundo.

¿Cómo ve el crecimiento económico de la ciudad?
El cordón umbilical de la economía de Manta está radicalmente atado al sector pesquero. Nosotros, los cholos pescadores como se nos llama, queremos tanto a nuestra ciudad que hemos invertido en ella la rentabilidad de cada año de nuestra actividad. Generamos crecimiento económico, laboral, turístico, inmobiliario, etc.

Vivir al nivel del mar, con un clima privilegiado, bajos costos de vida y gente amigable, son atractivos para el mercado de extranjeros que buscan un lugar para retirarse.

¿Qué impulsa el crecimiento inmobiliario de la zona?
Al mismo factor. Este crecimiento se da debido al éxito de la industria del sector pesquero. La mano de obra que utilizamos tiene sueldos altos, lo cual permite que el trabajador ahorre una porción de sus ingresos, para destinarlos a compra de vivienda. Somos una sociedad de gente pujante, acostumbrada al estilo de vida de ciudad frente al mar, que disfruta los beneficios que esto representa.
¿El crecimiento de la ciudad es ordenado?
Trabajamos día a día para que así lo sea, pero hace falta una verdadera decisión gubernamental, que no tenga intereses políticos ni económicos, para quitar el freno a nuestro desarrollo. Manta puede generar aportes enormes a la economía del país en temas como el turístico, portuario, pesquero, industrial, etc.
¿El Puerto de Aguas Profundas será el mayor dinamizador de la economía?
Indudablemente será una enorme inyección de recursos en nuestra economía. Sin embargo, es un proyecto que todavía está en el papel. Estamos a las puertas de ser el primer puerto del país, de proveer un servicio que ningún otro está en posibilidad de hacerlo, pero hay trabas en el camino.

Es evidente la inversión inmobiliaria y la proliferación de nuevos proyectos. Con toda seguridad habrá altos niveles de plusvalía para quienes compren inmuebles en la zona.

¿Qué institución es la responsable de agilitar el tema?
Fui Presidenta de Autoridad Portuaria de Manta. En mi administración se realizó la concesión para la construcción del puerto, que fue transparentemente ejecutada y asignada a uno de los mayores operadores del mundo. Sin embargo, no se concretó por varios factores, entre ellos, la crisis económica mundial que, como consecuencia, causó que el negocio de las navieras decayera y que la actividad comercial sufra las consecuencias
¿Se lo construirá en algún momento?
El Presidente Rafael Correa tiene muy claro lo que debe hacer en Manta. Él es un hombre de mucho trabajo y empuje, visionario al máximo, y apoya el proyecto del Puerto de Aguas Profundas. El problema empieza cuando le toca actuar al equipo humano encargado de la ejecución del proyecto. Lamentablemente ellos carecen de ese ímpetu que un proyecto de esta envergadura requiere.
Otro importante proyecto es la refinería, ¿eso está en proceso de construcción?
La refinería es un proyecto que en su momento no entusiasmó mucho a los manabitas, sobre todo a los mantenses, pero que finalmente lo recibimos con agrado porque traerá beneficios a la zona. Está en pleno proceso de ejecución, y es uno de los factores

La Cámara de Comercio tiene su representación y posicionamiento dentro de una comunidad, por lo cual los gobiernos municipales y provinciales tienen que aceptar a la institución.

que impulsa la demanda de bienes inmuebles. Se nos había vendido la idea de que la refinería sería construida en Jaramijó, en los terrenos de la Armada Nacional, pero de repente cambiaron de opinión y lo construyeron aquí, en un espacio privilegiado, donde el clima es majestuoso.
¿Estos dos factores promueven inversión inmobiliaria en la zona?
Es evidente la inversión inmobiliaria y la proliferación de nuevos proyectos. Con toda seguridad habrá altos niveles de plusvalía para quienes compren inmuebles en la zona, lo cual genera preocupación entre los mantenses porque podría encarecer nuestros costos de vida. Los niveles de plusvalía que se experimentan son tan altos que parecerían irreales.
¿A qué se refiere?
Cuando se habla de plusvalía, se toma en cuenta el precio del metro cuadrado y se añade un valor que está relacionado con los servicios básicos que hay en la zona. Hay que reconocer algunos importantes logros del Gobierno Nacional, como la construcción, ampliación y el excelente estado de las carreteras; y también el sistema de telefonía. Estos aspectos contribuyen a generar plusvalía, pero hay que considerar otros aspectos que son deficientes, como la dotación de energía eléctrica, alcantarillado y servicios de agua potable. Manta tiene dos centrales eléctricas nuevas, pero en lugar de abastecer a la ciudad prestan servicio a Santo Domingo.
A pesar de eso, Manta es uno de los destinos más atractivos del momento…
Así es. Hay gente que está dispuesta a pagar $500 ó $600 por metro cuadrado en el Malecón, frente al mar, lo cual es un poco preocupante, pero demuestra que esta ciudad tiene potencial de crecimiento. Este nivel de demanda por inmuebles, debería presionar a las autoridades para ejecutar urgentemente proyectos de infraestructura, que completen los servicios básicos que hacen falta.
¿También atrae a retirados del mundo?
Vivir al nivel del mar, con un clima privilegiado, bajos costos de vida y gente amigable, son atractivos para el mercado de extranjeros que buscan un lugar para retirarse. Nuestras playas y la conectividad que tenemos con el resto del país son valores agregados que nos posicionan a nivel internacional. Manta debe hacer un trabajo más intenso, de la mano del Ministerio de Turismo, para lograr en este sentido, lo mismo que Cuenca e Ibarra.
¿La continuidad de su cargo en la Cámara de Comercio de Manta apoya la ejecución de estrategias a largo plazo?
La continuidad es importante en cualquier institución que represente a la ciudad. En este sentido, la Cámara de Comercio es muy representativa. Se ha convertido en un referente de la economía de la ciudad, del desarrollo de su comercio y su actividad industrial. Es
un ente que se identifica cívicamente con la comunidad. Estar al frente de esta grandiosa institución es un reto enorme.
¿Cuál es el factor que más atención le ha merecido durante su gestión en la Cámara?
La seguridad de la ciudad y la provincia. Durante siete años consecutivos, la Cámara hizo de intermediaria con los sectores productivos, en una intensa gestión para levantar recursos para movilizar a grupos especiales de seguridad que, en su momento, erradicaron el secuestro. Los anteriores gobiernos no contaban con el dinero para hacer estas movilizaciones, y la Cámara no podía cruzarse de brazos ante una situación tan dramática. Otro aspecto, que se relaciona más con la autoestima del mantense, institucionalizamos las Fiestas del Comercio con el Festival de Orquestas. También continuamos con nuestro Teletón que tiene como finalidad recibir donaciones de dinero para celebrar la Navidad con gente de escasos recursos. El primer año recaudamos $40.000, este año logramos $80.000 que los invertimos en regalos, canastas familiares y mochilas escolares.
¿El Municipio y la Prefectura reciben positivamente este apoyo?
Es casi una obligación para ellos. La Cámara de Comercio tiene su representación y posicionamiento dentro de una comunidad, por lo cual los gobiernos municipales y provinciales tienen que aceptar a la institución. En muchas ocasiones hemos asumido responsabilidades que las autoridades han dejado de lado.
¿Qué factores atraen el turismo a Manta?
La ubicación geográfica y la gama de servicios que ofrecemos. A los barcos turísticos les llama mucho la atención la ubicación del Puerto y la conectividad con las ciudades principales del país, como Quito o Guayaquil. Además, tenemos los atractivos de Machalilla con el avistamiento de ballenas, Montecristi con sus sombreros de paja, Puerto López para los amantes del buceo, un clima privilegiado y excelentes carreteras. A esto, súmale que somos el puerto más cercano para los cruceros que van a las Islas Galápagos.
¿Reciben grandes cruceros con frecuencia?
Son alrededor de 30 cruceros al año, y deberíamos trabajar para incrementar ese número, aunque no será fácil por los valores que cobramos. El costo que deben pagar depende de su tonelaje, y en algunos casos este valor llega a $80.000. Para que tengas un parámetro de comparación, en el Puerto del Callao, en Chile, ese mismo barco pagaría máximo $6.000.
¿Se podría revisar esos valores para ser más competitivos?
Existe una ley, que está vigente desde hace muchos años, para no quitarle competitividad al Puerto de Guayaquil. Esta ley nos obliga a cobrar por servicios de faros y boyas que Manta no ofrece, porque no se necesitan al estar en mar abierto, pero tenemos que cobrarlos. La ley nos perjudica, pero lo más grave es que tampoco beneficia al Puerto de Guayaquil. La razón es que a los barcos les tomaría al menos dos días ingresar al Puerto de Guayaquil, mientras que al de Manta ingresan directo y parten el mismo día. La traba surge porque el dinero que se recauda va a una institución de la Marina, y ellos se opusieron a una reducción en el valor.
¿El proyecto de convertir al aeropuerto en internacional se mantiene?
Los puertos y aeropuertos son negocios donde hay grandes intereses económicos, y mientras no exista una verdadera posición gubernamental que se imponga, continuará el perjuicio para Manta. A pesar de eso, somos una de las mejores ciudades del país, desarrollamos una de las actividades económicas que más aportan al presupuesto del Estado, y gracias a nuestra gente, somos uno de los destinos preferidos por ecuatorianos y extranjeros.

Hacer Comentario