Por: Caridad Vela
Febrero, marzo 2013
El desarrollo de Isla Mocolí ha suscitado gran expectativa a través de los años. Si bien fueron importantes promotores quienes compraron extensas áreas de terreno para desarrollarlas, tuvo que transcurrir algún tiempo para que la planificación empiece a cimentarse.

Lo primero era construir el acceso, y es así como varias empresas inmobiliarias juntaron esfuerzos para construir el puente, única ruta que hoy comunica a la Vía a Samborondón con la exclusiva Isla Mocolí. Seguridad, privacidad, arquitectura de vanguardia y diversos valores agregados son algunos de los atributos de los que gozan los habitantes de los proyectos que ahí se desarrollan. Entre ellos resalta Blue Bay, un emprendimiento de la empresa Métrica, liderada por Alfonso Romero Prado, que cuenta con el aporte altamente profesional de Álvaro Dassum, Gerente General.

¿Sobre qué área de terreno se construye Blue Bay?
Son 23 hectáreas sobre las cuales estamos construyendo este proyecto, ubicado en el kilómetro 6 de la Vía a Samborondón. La oferta incluye lotes de terreno urbanizados y edificios de departamentos, todo en un entorno natural, diseñado por uno de los estudios de arquitectura de mayor renombre a nivel mundial. La conocida firma “Arquitectónica”, fundada por Bernardo Fort-Brescia, que tiene su base en Miami.

Alfonso Romero Prado y Álvaro Dassum.

Proyecto Isla Mocolí

¿Cómo contactaron a los profesionales de Arquitectónica?
La intención era construir el mejor proyecto, no sólo de Isla Mocolí, sino de Guayaquil y Ecuador. Para lograrlo era fundamental aliarse con arquitectos con amplia experiencia y fama reconocida internacionalmente. La decisión no fue complicada, pues a ellos les encantó el concepto, el entorno de Blue Bay les impresionó positivamente, a tal nivel que en la primera reunión empezaron a bocetear a mano alzada lo que imaginaban.
¿Cuál fue el concepto?
Mantener armonía con el entorno, abundante naturaleza, mucha agua, seguridad al más alto nivel, y espacios amplios y seguros para que primen los ambientes familiares. Lo primero que los arquitectos identificaron fueron las áreas en las que se implantarían los parques infantiles, porque lejos de vender metros cuadrados o estructuras, lo nuestro es estilo de vida.
¿Qué oferta presenta Blue Bay?
Tenemos 120 terrenos urbanizados, todos con vista al lago. Además, cuatro edificios de 10 pisos cada uno que tienen vista al río y al lago; y dos edificios de cuatro pisos cada uno, con vista al lago. Cada edificio tiene su propia piscina y área social. En total son alrededor de 200 departamentos.
Hablemos de los departamentos. ¿En qué estado está el avance de obra?
Dos de los edificios que tienen vista al lago están totalmente vendidos y se encuentran en pleno proceso de construcción. El primero estará listo para entrega en enero de 2014, y el segundo en marzo del mismo año. El precio, cuando inició el proceso de venta, fue de $1.280 el metro cuadrado, pero gracias a la demanda, los últimos se comercializaron en $1.550. Esto representa respetables niveles de plusvalía para nuestros primeros compradores.
¿Cuándo inicia la comercialización de los dos siguientes edificios?
Empezaremos a mediados del 2013. La oferta incluye unidades de alrededor de 220m2, con ascensores directos a cada departamento, estacionamientos subterráneos y un nivel tan alto de seguridad que se asemeja al de un edificio blindado.
¿Cuál es el mercado objetivo?
El diseño de los departamentos tuvo como enfoque al segmento de clase media alta, y alta. Tenemos productos para gente exitosa de todas las edades, que busca un estilo de vida único, moderno e innovador.
¿A qué precio se comercializarán los departamentos en estos edificios?
Empezamos a $1.500 el metro cuadrado y hoy están en $ 1,640. Los acabados son de primera categoría: pisos de mármol, grifería importada, cocinas de lujo, enormes ventanales, vistas privilegiadas, entre otros detalles. Los atributos de seguridad son dignos de resaltar, pues además de que habrá un PAI en la Isla para cualquier emergencia, los departamentos incluyen botones de pánico y cámaras de video. De esta forma, quien autoriza el ingreso de una persona podrá verificar visualmente, desde su departamento, que realmente se trata de esa persona. Todo estará controlado con la más alta tecnología del mercado.
¿Forma de pago?
El 30% del valor total se debe pagar mientras dura la construcción del edificio, y el 70% restante se lo

Alfonso Romero Prado

cancela contra entrega, ya sea con fondos propios o con crédito hipotecario de cualquier institución financiera, privada o pública.
¿Te refieres al crédito del BIESS?
Tenemos muchos compradores que han anticipado que obtendrán su crédito hipotecario con el BIESS. Definitivamente es una gran herramienta para todas las familias que quieran comprar una propiedad para vivir. Estamos viviendo en Ecuador lo que, en términos de facilidad de acceso a crédito hipotecario, se vive en Estados Unidos. Antes era complicado conseguir financiamiento para comprar casa, pero las facilidades que existen hoy posibilitan el acceso a vivienda a un mayor número de personas, y no solamente eso, sino que permiten que el sector siga incentivándose para construir proyectos espectaculares.

El diseño de los departamento tuvo como enfoque al segmento de clase media alta, alta.

¿Cuéntenme de los lotes urbanizados?
Tenemos 120 lotes que van desde 550m2 hasta 1.100m2 y no queda ni uno sólo disponible. La urbanización está avanzando de acuerdo al cronograma, y se entrega en mayo. Inmediatamente los propietarios podrán iniciar la construcción de sus casas. Es muy grato poder afirmar que los compradores han obtenido una plusvalía muy interesante con esta inversión. Arrancamos el proceso de venta en $250 por metro cuadrado, y en un lapso de ocho meses la curva de la demanda empujó los precios hasta $300 el metro cuadrado. Estamos hablando de un rendimiento del 20% en ocho meses, muy difícil de lograr en cualquier otro tipo de inversión, ya sea inmobiliaria o de otra índole.
Ese nivel de plusvalía es muy interesante…
La plusvalía nunca está garantizada, pero hemos sido extremadamente prolijos en cuidar cada detalle del proyecto para que nuestros compradores sientan que, además de comprar vivienda, están haciendo una espectacular inversión. Más allá del diseño arquitectónico e innovaciones constructivas, calificamos a todos los interesados antes de firmar una promesa para precautelar la seguridad y satisfacción comunal. Con su autorización previa, verificamos la situación financiera de cada uno y su capacidad de pago; precalificamos su posibilidad de obtener crédito hipotecario para la cancelación total de la compra; entre otros detalles que coadyuvan a culminar el proyecto con el éxito esperado.

Álvaro Dassum

En un contexto general, ¿qué valores agregados y elementos diferenciadores tiene Blue Bay?
Muchísimos. Detalles infinitos que pueden parecer insignificantes pero que, al ver el proyecto en su conjunto, lo diferencian de cualquier otro. Arquitectónica es una firma muy seria. Además de entregar los planos generales, auditan la obra periódicamente para verificar que ningún detalle haya sido dejado por fuera. Desde áreas verdes, parques, juegos infantiles, los adoquines, y hasta las tapas de las alcantarillas, son diseñados exclusivamente para Blue Bay. Las calles son muy anchas, con curvas integradas que invitan a un paseo sin fin. Su diseño elimina los bordillos para que la unión con la vereda sea imperceptible y se genere una sensación de amplitud extensa que pasa del adoquín al verde de la naturaleza en armónica transición.
La Casa Club tiene vista al río…
Realmente no conocemos en Guayaquil un proyecto que haya destinado el área más costosa del terreno justamente para construir la Casa Club, de uso comunal. Está implantada sobre 4.000m2 que dan al río, con una enorme piscina, un gran gimnasio con todas las instalaciones, bar, terraza con insuperable vista y un salón de eventos. A su alrededor están todas la canchas deportivas: una de fútbol semi-profesional para adultos, dos canchas de tenis y una cancha de fútbol para niños.
¿Qué porcentaje del proyecto se ha destinado a áreas verdes?
Según regulaciones municipales se debe destinar un mínimo del 30% para áreas verdes, pero nosotros tenemos el 45% del área total destinada a lagos, parques y jardines.
¿El lago es artificial?
Sí, es artificial y el diseño contempla la amplia experiencia que tiene Arquitectónica en este tipo de estructuras. La tecnología constructiva que se aplica para mantenerlo a través del tiempo, sin que genere contratiempos, es muy específica. Construir un lago, sobre todo de estas dimensiones y con este diseño, es posible únicamente si quien está detrás del proceso tiene comprobada trayectoria en este tipo de obra.
¿Hay normas que regulan el diseño de las casas?
Por supuesto. Son establecidas por Arquitectónica. El estilo general es moderno, con mucha luminosidad y frescura. Los diseños de las casas deben contar con nuestra aprobación. Para agilitar el procedimiento hemos creado en nuestras oficinas la estructura necesaria, con arquitectos locales, que están instruidos en los procesos constructivos, diseños y restricciones impuestas por Arquitectónica. La otra opción era enviar los planos de cada casa a Miami para que sean revisados y aprobados, pero eso implicaba demoras innecesarias para clientes que no tienen tiempo que perder.
¿Métrica es una empresa relativamente nueva?
Sí. Arrancamos hace tres años con un proyecto en Playas y desde ahí hemos continuado, aprendiendo del negocio, hasta que en el 2011 se crea una estructura de mayor dimensión con capacidad para desarrollar varios proyectos. Tenemos mucho en carpeta para este 2013 y continuaremos en nuestra alianza estratégica con la firma Arquitectónica. Para nosotros, y para nuestros compradores, la conjunción de profesionales de las dos empresas es la clave del éxito.
¿Cuéntame de los proyectos en carpeta?
Estamos planificando un proyecto de oficinas en Samborondón y uno de departamentos en Playas. Nos encontramos finiquitando ciertos detalles antes de presentarlos al mercado, pero podemos anticipar que serán muy exclusivos y prolijamente ejecutados.

Hacer Comentario