Por: Caridad Vela
Noviembre – Diciembre, 2012

FERNANDO COBO ALBORNOZ

La población de El Matal, en el Cantón Jama, Provincia de Manabí, se dio a conocer internacionalmente por ser la locación donde Sebastián Cordero filmó su última película, Pescador. Sin duda es una de las playas más bonitas de Ecuador por muchos aspectos, entre ellos, el clima, la temperatura del mar, el color de sus aguas, la suave arena y un paisaje playero de postal.

Fernando Cobo, Gerente General de Proinco Inmobiliaria, nos relata los detalles de Punta Ballena, un proyecto de fantasía que se levanta en esta playa ecuatoriana. El entusiasmo que transmite al describirlo es tan impactante que nos lleva a soñar en un estilo de vida, con una propuesta enfocada a un exclusivo grupo de potenciales compradores que buscan algo diferente.

¿Cómo se llega a El Matal?
Hay varias alternativas desde Quito. Si vives en el norte puedes ir por el noroccidente, bajar hasta Los Bancos, llegas hasta La Unión –sector conocido como Las Frutas- y tomas hacia Las Villegas, pasas por Pedernales y llegas a Jama. En tres horas y media estás en la playa. Si vives en el sur de Quito o Los Chillos, lo lógico es ir por Santo Domingo, El Carmen y Pedernales hasta llegar a Jama, las carreteras son espectaculares.

Fachada con vista al mar en uno de los lotes de 800m2.

¿Y si viajas desde Guayaquil?
La vía de Guayaquil es por Manta a Bahía y de ahí en dirección a Jama. Actualmente el viaje demora dos horas. El Matal está en la Ruta del Spondylus, con lo cual seguro se reduce el tiempo cuando esté lista la via. En ambos casos hay la opción de ir por avión a Manta y de ahí hasta Punta Ballena por tierra en menos de dos horas. A futuro se prevé la reactivación del Aeropuerto de San Vicente que será una alternativa adicional.
¿Qué extensión tiene Punta Ballena?
La primera etapa tiene 23 hectáreas que están divididas únicamente en 100 lotes, los que están ubicados en la playa son de 800m2. Además, tenemos un lago de 4,5 hectáreas con lotes a su alrededor, con áreas entre 480m2 y 700m2. La idea es mantener muy baja la densidad del proyecto de tal manera que, incluso en los feriados más populares, sientas que estás en un lugar exclusivo. Si comparas el área de construcción versus el número de lotes, Punta Ballena tendrá el 10% de la densidad que tienen otras playas.
¿Cuál es el valor del metro cuadrado de los lotes en Punta Ballena?
Los precios empiezan en $120 el m2, depende de la ubicación. Los que están en la playa son más costosos y quedan muy pocos disponibles. El proyecto ha tenido tan buena acogida que al momento tenemos reservado el 60% de la totalidad de los lotes. Gracias a la alta demanda, los primeros compradores ya han experimentado un apreciable nivel de plusvalía en su inversión.
¿Cuál es la forma de pago?
Requerimos un pago inicial del 10% del valor total a la firma del convenio de reserva. Un 20% adicional se debe cancelar en 24 meses plazo que es el tiempo estimado para la entrega de los lotes, y el 70% restante se cancelará contra entrega, ya sea con fondos propios o crédito hipotecario. Hemos firmado una alianza con Diners Club para que nuestros clientes puedan financiar el pago del 20% hasta en 36 meses de plazo.
¿Las ventas se manejan a través de un fideicomiso?
Efectivamente. Hemos considerado que es la mejor vía para hacerlo, dando tranquilidad tanto a los socios cuanto a los compradores del proyecto. El Banco del Pacífico ha aprobado una línea de crédito para la construcción del proyecto y buscan también involucrarse en la concesión de crédito hipotecario para los compradores.
¿Cómo se entregarán los lotes?
Con todos los servicios. Entregamos un lote urbanizado, con agua potable que proviene de las vertientes o de los ríos que Jama tiene en el lado oriental. A pesar de que el caudal natural ha demostrado en estudios de factibilidad que supera las necesidades de abastecimiento, construiremos una cisterna que garantice un mes de autonomía en agua. Tendremos cableado eléctrico subterráneo, senderos exclusivos totalmente iluminados de 3.5mts de ancho para caminar y montar bicicleta, vías vehiculares muy amplias, áreas verdes generosas y bien diseñadas, casa club y áreas comunales.
¿Qué consideraciones se tomado en cuenta para proteger al medio ambiente y ahorrar recursos?
Estamos enfocados en que Punta Ballena sea un proyecto pionero en involucrar tecnología de punta y uso de energías alternativas, como la energía solar y eólica para la iluminación de senderos y jardines. El lago, alrededor del cual se han diseñado varios lotes, es un lago artificial de agua salada al que daremos la protección y mantenimiento necesarios para evitar su degradación y así generar un entorno sano. Estamos trabajando para obtener la certificación de esta playa bajo normas y estándares ambientales internacionales

Diseño del área de restaurantes que será ubicado al pie del mar en Punta Ballena.

Fernando durante la entrevista con Caridad Vela en las oficinas de Proinco Inmobiliaria

¿Qué tipo de certificación?
Es una certificación otorgada por organismos extranjeros, similar a lo que es una ISO para empresas, pero se refiere a las playas. Por ejemplo, las Islas Baleares en España tienen esta certificación. Los europeos, conscientes de la degradación que ha sufrido el mar en los últimos años, precisamente por los desarrollos inmobiliarios, han establecido ciertos parámetros para detener el impacto negativo que esto causa, y a eso se refiere esta certificación que queremos obtener.
¿Quién es la persona encargada de dar cuerpo a las exigencias de esta certificación?
Arturo Ribadeneira lidera esta área. Además, para lograr el objetivo hemos contratado a Silvy Krame, de nacionalidad alemana, que tiene un PHD en Sistemas Ambientales Sustentables. Es ella quien se encarga de que el proyecto esté en línea con el tema ambiental y sustentable, involucrándose incluso con el funcionamiento de la comunidad de El Matal y apoyar así su correcto desarrollo. El fin es lograr que el proyecto tenga un impacto positivo en el ambiente, que se genere una economía sostenible para los habitantes de la comunidad autóctona, y una vida sana para su sociedad. En esto último, Arturo Ribadeneira  se ha involucrado con las ligas barriales, enfocando programas destinados a la niñez y juventud de El Matal.

Renders de las opciones de diseño de casas elaboradas por el Arq. Belisario Palacios.

¿Cómo se planea involucrar a las comunidades del sector?
Partimos precisamente de satisfacer las necesidades de los habitantes originales de estas playas e involucrarlos en el desarrollo. En este sentido hemos trazado un plan a dos años plazo, que nos permitirá trabajar con la comunidad y estructurar ese sector de la playa. Existe un proyecto para construir un espigón, o muelle, para que los pescadores anclen y descarguen su producto en lugar de hacerlo en la playa como lo hacen ahora. Los habitantes de El Matal que no se dedican a la pesca tendrán trabajo en Punta Ballena con lo cual su economía global se verá satisfecha.
¿La construcción sustentable es más costosa que el sistema tradicional?
Bastante, pero es indispensable que caminemos hacia donde todo el planeta está dispuesto a hacerlo. Precautelar los recursos naturales, e impactar sobre ellos lo menos posible es fundamental. Por esta razón, entre otras cosas, tendremos piscinas de tratamiento de aguas servidas; no es lógico, ni responsable que por estar cerca del mar, botes las aguas negras en él, ni siquiera si lo haces varios kilómetros mar adentro. La idea es que las aguas servidas sean procesadas en nuestras plantas de tratamiento para reutilizar el agua limpia en los jardines y devolver el excedente a los canales.
¿De dónde surge esta iniciativa?
De nuestra propia consciencia. No consta en ninguna ordenanza ni son procesos obligatorios para obtener permisos de construcción. Simplemente consideramos que nuestra responsabilidad es evitar invadir un entorno natural con una jungla de cemento hecha sin ninguna contemplación. Punta Ballena será un lugar enfocado al bienestar físico y mental, donde se encuentre armonía con la naturaleza, baja densidad, respeto y convivencia con el entorno y el objetivo sea la preservación de un lugar mágico. Ese es el concepto que dejaremos sentado.
Otros promotores de proyectos de playa han ofrecido lo mismo…
Y es hora de que llegue el primero que lo cumpla. Este proyecto tiene como promotor a Proinco Inmobiliaria, pero además está respaldado por un grupo muy prestigioso de inversionistas. Todos estamos sintonizados en el mismo enfoque porque somos igualmente críticos de lo que está sucediendo en nuestras playas. Bahía de Caráquez fue en su momento una playa de disfrute hasta que la densidad la volvió insoportable. Lo mismo sucedió en otras urbanizaciones de playa  donde no hay una infraestructura básica para el buen vivir.
¿Se está juntando a un grupo homogéneo entre los compradores?
Sí, lo estamos manejando con mucho cuidado porque necesitamos el compromiso de todos para mantener parámetros de estilo de vida auto-impuestos. No queremos que los dueños conviertan los garajes en habitaciones, queremos que las casas sean cómodas para albergar a toda la familia, y ese concepto siempre implica un entendimiento tácito por parte de los posibles compradores. Cuando uno vive en comunidad tiene derechos, pero también obligaciones, y asumir este compromiso es una de ellas.
¿Quiénes están involucrados en el desarrollo del proyecto?
Proinco Inmobiliaria ha estructurado un grupo de profesionales muy prestigiosos entre los que se encuentran la empresa Arista, que tiene al frente al Arq. Belisario (Belo) Palacios quien se integró hace aproximadamente ocho meses. Su designación obedece, no solo a su experiencia en construcciones en las playas de Manabí que son muy complicadas, sino también a su gran profesionalismo y reconocido prestigio. La Constructora Battle, es parte del equipo constructor y cuenta también con vasta experiencia en esta zona con la construcción del proyecto Ciudad del Mar en Manta. La compañía Astec es la responsable del desarrollo de todas las ingenierías de Punta Ballena. El Director del Proyecto es el Ing. Jorge Vásquez. Finalmente, el diseño de jardines está a cargo de la reconocida paisajista Francisca Freile. Menciono solamente algunos, porque hay más, y todos cerramos el círculo que hará de este espacio el lugar mágico que hemos idealizado.
Punta Ballena representa una diversificación a la línea de proyectos de Proinco Inmobiliaria. ¿Vendrán más proyectos destinados al segmento de clase alta?
Proinco Inmobiliaria se centra en proyectos de terrenos urbanizados para clase media baja y baja, y eso estamos desarrollando en cientos de hectáreas alrededor de Quito. Sin embargo, debido a la belleza de este terreno decidimos que esta era una oportunidad que no podíamos dejar pasar y, con todos los estudios del caso, decidimos solamente en este proyecto apartarnos de nuestra línea de atención a los sectores más necesitados de la población.
¿Por qué?
Porque es una tierra privilegiada que estaba en manos de la misma familia por muchas generaciones y por circunstancias de la vida se puso a la venta. Lo visitamos, valoramos el entorno, la paz y tranquilidad de los alrededores, el silencio de la naturaleza y la pureza del mar. A estas alturas de la vida, cuando todo está construido, densificado y contaminado, esos atributos no tienen precio,  fue por esa razón que decidimos emprender en el desarrollo de este proyecto.
En resumen…
En proyectos dirigidos a la clase alta estamos enfocados exclusivamente en la zona de Jama, no tenemos interés de seguir creciendo hacia otros sectores. Queremos que esta zona sea parte de un desarrollo equilibrado, sustentable y balanceado, enfocado a un segmento de clase alta ecuatoriana y también a norteamericanos y europeos.

Hacer Comentario