Internacional
Septiembre – octubre, 2011

Renderings: © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

No cabe la menor duda del liderazgo que una empresa mundialmente reconocida, como es Apple, tiene a todo nivel. Si bien es el ícono actual de la tecnología, últimamente ha estado en las primeras páginas de todos los medios de comunicación del mundo, por las innovaciones que el proyecto para su nuevo “Campus” presenta.

La ciudad de Cupertino, California, es el escenario donde este edificio se construirá. Para elaborar este reportaje recorrimos varias páginas virtuales, medios impresos, videos en youtube, facebook y tweeter. Nuestra principal fuente de información fue el artículo de David Basulto, Editor en Jefe de la Revista Plataforma Arquitectura, www.plataformaarquitectura.cl.

Planta paisajismo propuesto zona norte © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

Las autoridades del municipio de Cupertino liberaron los detalles del nuevo Campus de Apple, que fue formalmente presentado a la comunidad el pasado Junio por el propio Steve Jobs, con esta descripción improvisada: “Es un edificio increíble. Es como si una nave espacial hubiese aterrizado. Tiene este precioso patio en el medio… es un círculo. Es completamente curvo. Si construyes cosas, esta no es la manera más barata de hacerlo. No hay una sola pieza de vidrio recto en todo el edificio. Es todo curvo. … Es genial.”
Pero el proyecto no es sólo curvo y estético, por el contrario, la estética está pensada en relación a la funcionalidad de las instalaciones, a las relaciones humanas, protección ambiental y aspectos de seguridad. La forma circular, además de ser llamativa e

Planta paisajismo propuesto zona sur © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

innovadora, es parte integral de la estrategia de seguridad del campus porque posibilita un mejor control perimetral y permite una mejor circulación interna.
Entre los principales objetivos que se tuvo en mente al concebir el concepto de este proyecto se encuentra el reducir el uso de electricidad y producir su propia energía por medio de una planta generadora en el campus. Según declaraciones de Steve Jobs, “el suministro eléctrico provendrá de generadores propios que serán operados con gas natural y otras energías limpias. Sólo en caso de producirse una interrupción en los generadores se utilizaría la red de suministro eléctrico municipal”, dijo.
Otra de las metas es proveer amplios espacios abiertos para el uso y disfrute de los empleados de Apple y “exceder las metas de sustentabilidad económica, social y medioambiental a través de un diseño y desarrollo integrados”. La conservación de la vegetación en los alrededores, y el equipamiento con bicicletas a sus funcionarios, son parte de las estrategias consideradas dentro del ámbito conceptual de esta creación.
Como dato curioso comentamos que las imágenes del proyecto fueron examinadas por la página Mac Observer quien afirmó que ni siquiera el Pentágono podrá superar el diámetro circular de 2.8 millones de pies cuadrados (260.128m2), y que, este anillo, colocado de costado, superará la altura del Empire State Building!

El campus se extiende sobre 175 hectáreas. El terreno tuvo un costo aproximado de 160 millones de dólares y el costo del proyecto está estimado en 500 millones de dólares. Renderings: © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

El Campus se extiende sobre 175 hectáreas donde todo luciría sobredimensionado, pero la realidad es que ha sido concebido bajo un esquema que proyecta crecimiento. El terreno tuvo un costo aproximado de 160 millones de dólares y el costo del proyecto está estimado en 500 millones de dólares. El 80% del área total estará compuesto por áreas verdes en las que habrá 6.000 árboles. La capacidad humana que contemplan estas instalaciones asciende a 13.000 personas.

El próximo cuartel general de Apple está ubicado en la esquina sureste de la Autopista Interestatal 280 y el Boulevard De Anza, sobre la calle Infinite Loop, que en español quiere decir “ciclo infinito”. En su área están repartidos seis edificios de cuatro pisos. El diseño contempla un edificio de oficinas de más de 260.000m2, un auditorio corporativo para 1.000 personas, un gimnasio corporativo, más de 28,000m2 para instalaciones de investigación y desarrollo, una planta central, estacionamientos subterráneos, cafeterías, el almacén de Apple que estará abierto al público, y muchos detalles más.

Renderings: © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

Alrededor de este Campus, Apple ocupa 30 edificios adicionales dispersos por toda la ciudad para acomodar a sus empleados. Algunos de estos edificios son rentados, otros son recientemente comprados con la idea de la construcción futura de un segundo campus para centralizar las actividades de la empresa.
Sumando los metros cuadrados de todas las edificaciones propias, resulta que Apple es dueña de más de 306.000m2 de la ciudad de Cupertino. Esto representa casi el 40% de los 817.000m2 de espacios designados para oficinas e instalaciones de investigación disponibles en la ciudad.

Renderings: © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

¿Por qué Cupertino si había opciones más económicas? “Por especial sentimiento de arraigo y un alto valor sentimental” contesta Jobs. Fue ahí donde trabajó un verano cuando tenía apenas 13 años y desde 1976, un año después de la fundación de su empresa, decidió construir su nuevo Campus en esa misma área, cuando financieramente hubiese sido más oportuno desplazarse hacia una ubicación más barata.

Para que este proyecto sea una realidad está pendiente la aprobación del proyecto por parte del municipio. Sus principales personeros han anticipado el anuncio de que es muy probable que ésta se dé en los próximos días. Todo hace pensar que el camino está trazado para que el Campus entre en operación en el 2015.

La mundialmente reconocida firma de arquitectos Foster + Partners, junto a ARUP North America y a Kier & Wright, una firma local de ingeniería civil, son quienes tendrán sobre sus hombros la responsabilidad de llevar a cabo este mega proyecto.

Renderings: © Foster + Partners, ARUP, Kier & Wright, Apple

La filosofía de Foster + Partners, según reza su página web y se evidencia en el diseño de este proyecto, se traduce así:
“Foster + Partners ha estado siempre guiado por la creencia de que la calidad del entorno tiene influencia directa sobre la calidad de nuestras vidas, sea ésta en el trabajo, en casa o en ambientes públicos. Aliado a esta premisa está el reconocimiento de que la arquitectura es generada por las necesidades de las personas – tanto materiales como espirituales- y la preocupación por el contexto físico, la cultura y el clima de un lugar. Igualmente, la excelencia en el diseño y el éxito en su ejecución son ejes centrales de nuestro enfoque.

Creemos que la mejor arquitectura proviene de una síntesis de todos los elementos que separadamente comprenden y conforman el carácter de un edificio: la estructura que lo sostiene, los servicios que lo permiten funcionar, su ecología, la calidad de la luz natural, el simbolismo de la forma, la relación del edificio con el paisaje y con la calle, la forma en la que te mueves dentro de él y a su alrededor y, por último pero no por eso menos importante, su capacidad de levantar el espíritu. Este enfoque holístico es magnificado por el fuerte compromiso con los clientes a quienes servimos, y también con los espacios de dominio público y los múltiples usuarios involucrados. Un alto grado de servicio personal, aparejado con el respeto por los preciosos recursos de costo y tiempo, caracterizan nuestra relación con los clientes.

La escala, diversidad y alcance global de nuestros nuevos proyectos eran inimaginables hace 40 años, aunque muchos aspectos que nos entusiasmaron en nuestros primeros días continúan siendo parte de lo que hacemos hoy. Trabajamos con espíritu inquisitivo, retando preconcepciones y examinando convencionalismos. El proceso de ´reinvención´ distingue todo nuestro trabajo –pasado y presente- y reposa en nuestro deber de diseñar bien y hacerlo con responsabilidad –sea a escala de un aeropuerto o de la manilla de una puerta. Las últimas décadas han sido testigo de cambios clave en actitudes públicas frente a la ecología y al consumo de energía. Nosotros nos hemos anticipado a estas tendencias, siendo pioneros en el diseño de soluciones que utilizan recursos totalmente renovables de energía y ofrecen reducciones dramáticas en emisiones de CO2. La conciencia ambiental es parte integrante de la cultura en nuestra práctica profesional para enfrentar los retos de los siguientes cuarenta años.”

Hacer Comentario